Evo MoralesEn general, las encuestas a boca de urna le dan un triunfo que oscila entre un 60% y un 63% , bastante más de lo que necesita para su continuidad. Por otra parte 5 de los 8 prefectos que se pusieron a prueba, también la superaron con éxito.

Rostros de alegría sobresalían entre la gente de Evo, en la noche del domingo luego de conocidos los primeros resultados del referendo revocatorio en Bolivia. No es para menos, a 2 años y medio de gestión y con una oposición durísima, Evo recibe un espaldarazo de proporciones al lograr 10% más que en las últimas elecciones de 2005.

 

Las elecciones en números
– 4.000.000 fueron los votantes habilitados en el referendo.
– 300 los observadores de distintas partes del mundo, los que no reportaron problemas de relevancia
-1 presidente y 1 vice, que fueron ratificados por alrededor del 60% al 63%.

Fueron ratificados:
– Los opositores: de Santa Cruz de la Sierra Rubén Costas, el de Beni Ernesto Suarez, el de Pando Leopoldo Fernández y el de Tarija Mario Cossio.
-El oficialista de Potosí Mario Virreira Iporre

Fueron revocados
– Los opositores de Cochabamba Manfred Reyes Villa y de La Paz José Luis Paredes.
– El oficialista de Oruro Alberto Luis.

Repercusiones
Mientras los prefectos opositores ratificados en su mandato continuaban sus críticas a l presidente, manifestando que el referendo no solucionaba la crisis, el presidente de la Nación dedicaba el triunfo a los revolucionarios de América y el mundo”. Por otra parte, el presidente, se adelantaba a convocar a los distintos prefectos para incluirse dentro del proyecto de una “Bolivia unida” .
En dos años de gobierno Evo Morales se ganó la simpatía de una mayoría históricamente marginada ya que, en el año 2006 firmó la modificación de la Ley INRA que regula el cambio de manejo y distribución de la tierra, que apunta a un proyecto de Reforma Agraria y redistribución de la tierra. Presentó ante el Congreso Nacional el Proyecto de nacionalización de los hidrocarburos que vuelve la potestad del manejo de los mismos al Estado, hoy en manos de empresas transnacionales; y en general ha triplicado la inversión pública en escuelas, carreteras y obras públicas. Por otra parte el último proyecto que generó el conflicto con los sectores acomodados, es la convocatoria a Asamblea Constituyente para evaluar una nueva Constitución de carácter socialista. A partir de allí es que aparecieron las convocatorias a plebiscitos para las autonomías de la regiones.

Compartir
Artículo anteriorFrase del día
Artículo siguienteEl nuevo mapa político

Deja un comentario