Empezá tu día tomando un vaso de aguaCada día comienza mejor si prestamos atención a pequeños consejos y cuidados que nos ayudarán a enfrentar los retos con energía:

1- Empezá tu día tomando uno o dos vasos de agua templada. Beberla antes del desayuno estimulará tu metabolismo y eliminará las toxinas de tu cuerpo. Añadí un poquito de jugo de limón para darle un sabor más rico.

2- Tomá cuatro o cinco tazas de té verde por día, ya que posee muchos beneficios para tu salud. Baja los niveles de colesterol y estimula el sistema inmunológico. Al contener cafeína, el té verde es un perfecto sustituto para el café de las mañanas.

 

3- Comé una manzana al día: la manzana no sólo contiene vitamina C, también estimula el sistema inmunológico.

4- Si optás por comida rápida elegí opciones saludables. Los alimentos en base a pescado, como el sushi, son ricos en ácidos grasos omegas-3. La comida vegetariana es igual de saludable.

5- Sustituí las comidas basadas en harina blanca refinada por las elaboradas con harina integral. La harina blanca y el azúcar hacen que el cuerpo produzca una mayor cantidad de insulina que convierte las calorías en grasas. También son más difíciles de digerir y contienen menos valor nutricional.

6- Y… sobre todo, no esperes a tener sed. Ten siempre a mano una botella de agua y bebe al menos un vaso por hora. Eso te ayudará a hacer la digestión, equilibrar tu metabolismo y controlar tu peso.

7- Quiere a tu alma y tu mente como a tu cuerpo. Ese es el alimento más completo.

{sharethis}

Deja un comentario