Una canción que puede salavar vidas...El hit “Stayin’ Alive” (Siguiendo vivo) resultó ser ideal, con sus 103 golpes por minuto, para dar el ritmo adecuado a una reanimación de pulmones y corazón. Realizar un masaje cardíaco tras un paro del corazón puede triplicar las posibilidades de supervivencia, pero esta técnica se aplica con frecuencia demasiado despacio o rápido.

Ni los propios Bee-Gees podrían haber soñado que su hit “Stayin’ Alive” (Siguiendo vivo) de los años 70 era capaz realmente de salvar vidas, como prueba ahora un estudio estadounidense.

 

El investigador estadounidense David Matlock, de la Universidad de Illinois, afirma que la canción es ideal, con sus 103 golpes por minuto, para dar el ritmo adecuado a una reanimación de pulmones y corazón, publicó este domingo el diario “Chicago Tribune”.

El masaje cardíaco tras un paro del corazón exige que se presione el pecho del paciente unas 100 veces por minuto de forma breve y con fuerza para que tenga el efecto deseado. Sin embargo, esta medida que salva vidas se realiza con frecuencia demasiado despacio o rápido.

El investigador hizo sonar el tema de los Bee-Gees durante sus tests de reanimación con muñecos y comprobó que el ritmo al que se trabajaba era el exacto. Después, se pidió a los participantes en el experimento que volvieran a hacerlo sin música y quedó demostrado que la mayoría aún tenía en mente el “Stayin’Alive” y era capaz de prestar los primeros auxilios al ritmo adecuado.

Realizar un masaje cardíaco tras un paro del corazón puede triplicar las posibilidades de supervivencia de la víctima.

{sharethis}

Deja un comentario