Mamma mía!¿Cuántos de los que pasan los treinta no recuerdan de vez en cuando alguno de los muchísimos éxitos que llevaron a Abba a la cima en los ’70? Especialmente dedicada a ellos surgió la versión cinematográfica del musical Mamma Mía! que ya recorrió el mundo varias veces y que, ahora desde el cine, hizo explotar las taquillas y trajo del olvido al grupo sueco.

El título de la película proviene de una de las más famosas canciones de Abba, grabada en 1975. El film, producido por Universal Studios junto a la compañía de Tom Hanks -Playtone- tiene a Meryl Streep como principal protagonista.

 

Pierce Brosnan, Colin Firth y Stellan Skarsgård hacen el papel de tres hombres los cuales buscan saber quién de ellos es el padre de la hija que tiene Donna (Streep).

Los críticos han puesto una nota negativa a la mala vocalización de los actores, quienes cantan ellos mismos las canciones. Sin embargo, los millones de fans que ya han visto el film han llenado blogs y sitios dedicados al cine con sus comentarios absolutamente positivos: tal vez ellos han entendido lo que la película significa realmente, no un musical, sino un tributo a una de las bandas más queridas de la historia y con un plantel de estrellas que la hacen sumamente atractiva.

ABBA estaba formado por dos parejas sentimentales: Benny Andersson con Anni-Frid Lyngstad (mejor conocida como Frida) y Björn Ulvaeus con Agnetha Fältskog. El nombre “ABBA” es un acrónimo formado por las primeras letras del nombre de cada miembro (Agnetha, Björn, Benny, Anni-Frid).
La película es la mejor excusa para revisar la intensa discografía del cuarteto sueco. Como dijo una de las entrevistadas en Buenos Aires, a la salida del estreno en Argentina: “Uno sale del cine lleno de vida y con ganas de bailar”.

¿Qué más queda por decir? Tal vez esto: Quiero dar las gracias/ a las canciones/ que transmiten emociones…/ Quiero dar las gracias/ por lo que me hacen sentir/ debo admitir… que con la música vale vivir/ Por eso, quiero dar las gracias… por este don en mi.-

{sharethis}

Deja un comentario