Dietas milagrosasCada vez más, en el mundo, se las llama “Dietas-Milagro” y tienen que ver con el hecho de que, en muy poco tiempo, “dicen ayudar” a las personas a perder varios kilogramos de peso. Eso las ha convertido en favoritas de millones.

El ideal de la figura perfecta ha ido puliendo un mundo en el cual la imagen es lo importante.

Y por lo tanto, bajo esa premisa, toda receta novedosa sirve: sean dietas, pastillas para adelgazar, aparatos que te ejercitan los músculos mientras mirás la tele o todo tipo de cirugía modeladora, reductora, rejuvenecedora, etc. etc.

Las dietas milagrosas se caracterizan por las escasas calorías que aportan. Ante esta situación cercana al ayuno, el organismo reacciona compensando la falta de energía recibida con un aumento de la destrucción de las proteínas corporales lo que provoca una pérdida de masa muscular, además de la formación de sustancias peligrosas para el organismo cuando la dieta se prolonga en el tiempo.

Las primeras semanas, el cuerpo pierde altísimos contenidos de agua (por los diuréticos que contienen las pastillas o por reacción natural al cambio de alimentación, en las dietas) y eso se traduce en baja de peso con lo cual la persona piensa que va todo bien.

Sin embargo, lo que realmente está ocurriendo es que el cuerpo está recibiendo una agresión fuerte y constante contra la que empieza a defenderse. Así se produce luego el efecto rebote, donde el cerebro pone en marcha potentes mecanismos nerviosos y hormonales que se oponen a la pérdida de peso.

Estos mecanismos conducen a una rápida recuperación del peso perdido en cuanto se vuelve a comer de la forma habitual y la persona termina formando tejido graso (engordando) donde antes había músculo y agua.

Los signos que permiten reconocer una “dieta milagro” son:
–La promesa de pérdida de peso rápida: más de 5 kg por mes.
–Se puede llevar sin esfuerzo.
–Anunciar que son completamente seguras, sin riesgos para la salud.

Por favor, no las sigas: siempre es mejor concurrir a un nutricionista, seguir una dieta sana y hacer al menos 30 minutos de actividad física fuerte por día. Eso te dará una buena figura y que además perdure en el tiempo.

{sharethis}

Deja un comentario