Santas relacionesEntre algunos de los puntos que desvelan al gobierno nacional se encuentran los relacionados con el Vaticano. Al respecto se ordenan en agenda dos que no son temas menores y a los cuales la Santa Sede se opone tajantemente.

El primero de ellos es la modificación de la situación del obispado castrense y de las capellanías militares. Concretamente el gobierno de C.F.K. propone la eliminación del obispado,

primero por su pasado relacionado a la dictadura militar y segundo por las declaraciones del último obispo castrense Antonio Baseotto quién manifestó la idea de “atar una piedra de molino” para tirarlo al mar al ex Ministro de Salud, Gines Gonzalez Garcia, cuando se enfrentó al mismo por sus posturas en cuanto a los temas de salud reproductiva y de sexualidad.

El otro tema a tratar es la revisión del sostenimiento del culto católico que el Estado argentino asume como obligación constitucional, a lo que el gobierno está tratando de buscar una Ley que dé mayor equidad al resto de los cultos practicantes en Argentina. Estos temas y algunos otros tendrá que afrontar el flamante embajador ante el Vaticano Juan Pablo Cafiero.

{sharethis}

Compartir
Artículo anteriorNo va mas…
Artículo siguienteEl día “D”

Deja un comentario