Argentina en el freezerAnalistas económicos están prediciendo un 2009 preocupante y recesivo para la Argentina, como parte de un escenario mundial nada halagüeño que ya está arrastrando hacia la menor actividad económica a muchos sectores económicos del país.

Mientras la Presidenta de la Nación sueña con que nuestro país sea refugio de inversores por la fortaleza de sus instituciones, la verdad es que ya comenzaron los despidos y los achiques en importantes áreas económicas del mercado nacional.

Así, el gremio que contiene a los empleados bancarios denunció esta semana que desde el comienzo de la crisis financiera mundial los bancos comenzaron con una ola de despidos encubiertos. Y no es el único sector afectado.

Tal como ocurrió en Estados Unidos, las automotrices fueron en Argentina las primeras en realizar extensos diagnósticos sobre las consecuencias de la crisis y tejieron un plan de contingencia: por supuesto comenzaron con reducción de personal y de costos, para inicios del año próximo –de no revertirse la situación- llegará también la baja en la producción de automóviles.

Existen otras porciones de mercado que los economistas están marcando como las más golpeadas durante el año próximo por la recesión: la publicidad (que fluctúa hacia arriba y abajo acompañando, siempre, la mejora o caída en la actividad económica general), la industria financiera (muy influida negativamente por la desconfianza en el mercado y por las altas tasas) y la construcción que fue el disparador que marcó positivamente el crecimiento económico desde el 2003 hasta este año y que ahora, por los altos costos y el miedo al gasto ya está decayendo.

Hay otros sectores económicos que no sufrirán tanto la baja en la actividad: todo lo que tiene que ver con el mercado de las bebidas y los alimentos raramente sufre la caída -si bien se espera que la gente vuelva a las segundas marcas (tal como ocurrió en la crisis del 2001)-. También todo lo que tenga que ver con la informática, Internet y las comunicaciones seguirá con fuerza.

La tecnología es una de las pocas cosas que mantiene los precios y que, en épocas de mala economía mundial, tiende a seguir bajando por la sobreoferta. Además, como lo pudimos ver durante la crisis argentina, una de las salidas de los nuevos tiempos es trabajar o estudiar desde el hogar para achicar costos, ser periodista o escritor free-lance y hasta ofrecer publicidad on-line, mucho más barata que la televisiva. Estos son factores que esperan no decaigan.

{sharethis}

Compartir
Artículo anteriorLa Mujer sin Cabeza
Artículo siguienteGmail backup

Deja un comentario