La era ObamaBarack Obama será el primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos, y muchos aún están sorprendidos por el triunfo de este joven demócrata. Dos datos: su segundo nombre es Hussein (si, como Saddam) y Barack, en árabe, significa suerte.

 

Hijo de un keniano y de una norteamericana, nacido en Hawai y criado en Indonesia, Obama llega sorprendentemente a la Casa Blanca pocos años después que el atentado de las Torres Gemelas conmoviera a Estados Unidos hasta sus raíces y generara una ola de discriminación racial. Sin embargo, con su frescura y su don de gentes, supo llegar mucho más lejos que todos sus contrincantes apelando al sentido común y a la necesidad de un cambio sustancial que no sólo piden los norteamericanos, sino el mundo entero.

Es interesante ver cómo líderes y analistas de todo el mundo se ven impresionados y agradecidos a la vez por lo que se espera sea una rotunda transformación en la conducción de la máxima potencia mundial.

Los diarios del mundo han señalado al 4 de noviembre como una fecha en que culmina una era: económica, política y hasta generacional.
“En lo económico, marca el fin del largo boom que comenzó en 1983. En lo político, marca probablemente el fin del predominio conservador, que se inició en 1980. En lo generacional, marca el fin de la supremacía al frente de la Casa Blanca de los hijos del baby boom , que crecieron en los sesenta”, dice la editorial del Washington Post del miércoles.

Obama recibirá un país en un difícil contexto económico. La peor de las herencias: de él se espera que cambie la visión y sea el inicio de un nuevo mundo.

Un dato más para el final, al nuevo líder se lo compara con quienes impusieron la lucha sobre las minorías como Martin Luther King y Mahatma Gandhi.
Gandhi dijo hace años: “Dicen que soy héroe. Yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”.

Luther King también dijo en su momento que los hombres “hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”.
Mucho se espera de este pequeño hombre negro con grandes ambiciones. ¿Estará a la altura de lo que el mundo le ha encargado?

{sharethis}

Deja un comentario