El debate y posterior votación en la cámara de Diputados del traspaso de las AFJP a la órbita del Estado, dejó al desnudo las pruebas que se están poniendo en práctica por parte de los dirigentes políticos de las distintas fuerzas con vista al 2009, pero con destino final en el 2011.

Si recordamos en dicha votación se diferenciaron 2 sectores: Por un lado, con posición de centroizquierda liderada por el Frente para La Victoria, acompañados por el socialismo, el Bloque del S.I. y algunos partidos provinciales; por el otro y con varios pasos a la derecha encontramos al PRO, la U.C.R. y la coalición Cívica. Como si esto fuera poco, y demostrando lo dicho, el día martes se hizo presente en el Comité de la U.C.R. la lider de la Coalición Cívica, Elisa Carrio; a quien se la vió junto a Gerardo Morales proponiendo la necesidad de avanzar en conjunto hacia las próximas elecciones.

A los partidos políticos mencionados se le suman sectores sociales y sindicales que refuerzan las posiciones, se sabe que al sector oficial lo miran muy bien las dos centrales sindicales, tanto la tradicional C.G.T., como la alternativa C.T.A., también cuentan con gran apoyo por párte de organismos de Derechos Humanos y movimientos sociales y de jubilados. Por su parte el sector disidente suma apoyo por parte de algunos sectores que se organizan en contra de la inseguridad, entre ellos el que lidera Juan C. Blomberg, como así también varias organizaciones del campo.

La diferencia que radica entre las dos posiciones es el tema del liderazgo, mientras el sector oficial está claramente liderado por Nestor Kirchner, el sector opositor tiene un gran déficit al respecto, ya que al momento de las candidaturas es cuando comienzan las diferencias ,, sobre todo porque no ha aparecido ningún lider que los aglutine. El tiempo dará la respuesta a la incógnita, lo que está en claro es que el 2009 será el campo de ensayo para lo que sucederá en el 2011.

Deja un comentario