Entre Otros países, Gran Bretaña recibió críticas por no haber cumplido el plazo de 10 años que tenía para quitar todas las minas colocadas durante la guerra de Malvinas.

En el marco de la novena reunión de la Convención de Ottawa en Ginebra, Inglaterra, Grecia, Turquia, Belarús, junto a otros países fueron intimados por el incumplimiento del tratado de la O.N.U. que prohíbe las minas terrestres.

 

Lo llamativo de la situación es que inmediatamente a la presión, y como respuesta a la misma, uno de los funcionarios del Reino Unido manifestó que comenzarán a desminar tres campos, lo que demuestra que en muchos aspectos somos parecidos: todos hijos del rigor, cuando normalmente nos quieren demostrar que ellos son cumplidores de las leyes y los acuerdos.

Por supuesto que en ningún momento se habló de discutir acerca de la soberanía de las islas, tema al cual Inglaterra en ningún momento quiere acceder, alegando que los pobladores de las islas se sienten parte de su reino unido.

Compartir
Artículo anteriorGolpistas no!
Artículo siguienteAbuso infantil

Deja un comentario