Vacaciones: 10 consejos de supervivencia para arriesgadosSi el 2008 está terminando difícil, ni pensar cómo vendrá el nuevísimo 2009. En otros países las crisis ya se habrán convertido en recesión y, en Argentina, si durante este año que no era electoral el gobierno nacional tuvo que enfrentar oposición -desde el vicepresidente hasta los productores del campo- imagínese lo que le espera.

Aún así… hay argentinos que se tomarán sus merecidas vacaciones. A esos valientes, algunos consejos.

1- Asegúrese de pagar rápidamente y por anticipado viaje, hotel y hasta la carpita de la playa. O sea: ¡YA! Puede que mañana un peso ya no valga ni un centavo.

2- Estudie cuidadosamente los destinos posibles para no llevarse una mala impresión luego. Veamos: Mar del “Plata” puede no ser la mejor opción en estos tiempos de inseguridad financiera y crisis bancaria… Mar de “Ajo” también puede tener sus problemas, es decir, parece que el mercado de legumbres y cereales está pesadito ¡fíjese sino el lío que armó la gente de la soja! Y ni se le ocurran destinos exóticos como Bariloche o El Calafate… allí no entra a menos que porte euros y una visa aprobada made in Kristina.

3- LAS RUTAS ESTAN TOMADAS: lo más probable es que de acá a la playa encuentre cientos de piquetes de gente que se queja por el precio de la fruta, por la caída en las ventas del trigo, por el despido en las automotrices, porque Nina Peloso quiere ser gobernadora y hasta para que Pergolini no deje CQC. Ante esta realidad hay que buscar caminos alternativos, por eso… antes de salir apropiarse de cuanto mapa vial encuentre en su casa y en la de los vecinos. Cualquier Hoja de Ruta, mapa geopolítico de los chicos (con o sin relieve incluído), carta natal o GPS ayudará.

4- Proteja su casa: todo lo que haga será poco. Llaves, rejas, candados, vallas electrificadas, carteles que digan “cuidado, perro asesino” y un foso con unos cuantos cocodrilos pueden ayudar.

5- Consejo esencial I: Piense bien antes de pedirse unos días en el trabajo…

6- Cuidado con las valijas en el aeropuerto: cuando tome una asegúrese que sea la suya no vaya a terminar enredado en un escándalo presidencial que le arruine las vacaciones. Como prevención puede pegarle atractivos cartelitos denominativos como: “valija de Juan” o “ropa y enseres de Matusalén”.

7- Consejo esencial II: Piense bien, muy bien, antes de pedirse unos días en el trabajo.

8- No olvide los protectores: protector solar para cuidar la piel, protector bucal por si se agarra a las piñas con algún sindicalista desaforado y, por supuesto, “bloqueador” contra el mal humor reinante.

9- ¿Ya dije que piense bien antes de pedirse unos días en el trabajo? Considere esta situación: no hacen dos meses que se habla de crisis mundial y en Argentina, según el Consejo Federal del Trabajo, ya hay 6 mil desocupados nuevos. (De última salude a sus compañeros antes de irse… por si no los vuelve a ver).

10- Si leyó todo y aún le quedan ánimos de vacacionar… mi amigo ¡Usted es un Valiente! Seguramente se merece esos días felices y mucho más.-

Deja un comentario