Encuentro de Presidentes: Latinoamérica para los LatinoamericanosAl cierre del encuentro de presidentes de América latina y El Caribe se conocieron una serie de pronunciamientos de fondo que apuntan, según especialistas a la constitución de un Nuevo Orden Mundial, tratando de constituir en América Latina una organización con sus propias reglas. En general los distintos encuentros que se produjeron apuntaron fuertemente a EEUU y Canadá, destacándose el pedido unánime del levantamiento del Embargo a Cuba.

Según escribe Nora Veiras para Pagina 12 :

El maratón de plenarios en los que los presidentes cambiaban de ubicación según se tratara del Mercosur ampliado, el Grupo de Río o la Cumbre de América latina y el Caribe (CALC) puso en evidencia la falta de resultados concretos a pesar de las amplias coincidencias políticas. “El principal problema como región es el de carecer de un sistema de decisiones operativas que se traduzcan en cambios concretos”, apuntó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y abundó en su tesis de que la crisis es “política”.

“Había un sistema de decisiones que decidía por encima de los organismos internacionales. Nosotros hemos solicitado la reformulación del Fondo Monetario, de las Naciones Unidas. Pero tal vez lo más grave es que en un mundo aún con reglas que no compartimos, no se aplican para todos: los débiles las cumplen y los poderosos las violan”, señaló antes de ejemplificar: “El Fondo Monetario exigía superávit fiscal, condenaba el déficit, pero jamás aplicó estas exigencias a la principal economía del mundo, que es además la moneda de reserva, que emite como moneda de reserva y termina exportando su crisis a los países que sostuvieron el crecimiento mundial”.

Fue el venezolano Hugo Chávez quien le puso cifras al potencial regional. “Somos 33 países al sur del Río Bravo, 20 millones de kilómetros cuadrados, 550 millones de habitantes, con un PBI de 3,5 millones de millones de dólares, 459.774 millones de dólares de reservas en el 2007, según la Cepal. Tenemos posibilidades de diseñar soluciones para enfrentar la crisis”, dijo y apuntó a destinar aunque sea un uno por ciento de esas reservas a un fondo común que permita compensar asimetrías regionales y fomentar proyectos de desarrollo. El Banco del Sur es el instrumento que no termina de formalizarse según los deseos del bolivariano. El ecuatoriano Rafael Correa fue otro de los que más insistió con el reforzamiento de los mecanismos de integración económica y financiera.

Bloqueo

El ingreso de Cuba al Grupo de Río y la condena al bloqueo de los Estados Unidos unificó criterios, pero fue el boliviano Evo Morales quien redobló la apuesta. “Sería importante dar un plazo al gobierno de los Estados Unidos para que levante el bloqueo económico a Cuba y si no lo cumple que nosotros retiremos a nuestros embajadores de Washington”, propuso. La rueda de discursos siguió, pero ninguno tomó el guante.
-¿Qué opina Brasil de la propuesta de Evo Morales? -le preguntaron a Lula en la conferencia de prensa que inició con la advertencia obligada: “Nadie lance sus zapatos” en alusión al zapatazo que le tiraron a Bush en Irak.

-Yo soy más cauteloso que Evo. Obama va a asumir el 20 de enero, me parece que tenemos que esperar para ver qué tratamiento le dará a Cuba, porque es ese comportamiento de Estados Unidos el que va a demostrar si hubo o no cambios. Tengo esperanza de que cambie. No es posible que Estados Unidos no se dé cuente que América latina en los ’70 apeló a la lucha armada en un mundo de polaridad y Guerra Fría. En América latina, muchos de los que pensábamos llegar al poder por la lucha armada, llegamos por la democracia.

Todos los presidentes firmaron una declaración especial en la que reclamaron a Estados Unidos que “ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba”.

El mandato tácito de los presidentes y delegados de treinta y tres países fue privilegiar los acuerdos y posponer los enconos bilaterales. Lula se mantuvo en silencio cuando Correa, ante una pregunta, recordó el conflicto financiero por el que Brasil retiró a su embajador de Ecuador. “Lo esperamos con los brazos abiertos”, dijo ante otros siete mandatarios y los más de trescientos cronistas acreditados. El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, también tiene sus reclamos por el bajo precio que paga Brasil su energía y por la eterna represa de Itaipú. Cuando todo podía complicarse Lula apeló a una salida oportuna:

-Son las tres y media de la tarde, nadie comió, ¿alguien cree que tiene una pregunta lo suficientemente inteligente que justifique que no nos vayamos a almorzar?

Se paró y todos partieron. Había terminado la combocumbre de Bahía.

Deja un comentario