Según datos de la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de estas causas de la Procuración General de la Nación, “durante el 2008 la justicia procesó a 184 represores, que sumados a los 349 que había hasta diciembre del 2007 suma un total de 533 procesados” por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado. Solamente durante el año 2008 se condenó a 36 represores en siete juicios orales, de los cuales 26 tienen otros procesos pendientes.
El informe, que se consigna en TELAM, indica que: Otro dato es que durante el 2008 se realizaron 7 juicios orales, la mayor parte de ellos en provincias donde nunca antes se habían realizado este tipo de juicios. Se trata de las provincias de Corrientes, Misiones, Córdoba, Tucumán y Neuquén.

En estos juicios orales se dictó condena a 28 imputados, lo que representa algo más del 75 por ciento de los condenados.

En Capital Federal, hubo dos juicios orales por la Masacre de Fátima y por violaciones a los derechos humanos en Mansión Seré.

En Posadas, hubo un juicio oral en el que fueron condenados dos represores por tormentos seguidos de muerte; en Córdoba otro juicio condenó a prisión perpetua al represor Luciano Benjamín Menéndez; y en Corrientes otro juicio condenó a Juan Carlos De Marchi y Horacio Losito.

En Tucumán, fueron condenados a prisión perpetua Luciano Benjamín Menéndez y Domingo Bussi por la desaparición y secuestro del senador justicialista Guillermo Vargas Aignasse, y, el último, en Neuquén, donde fueron condenados 8 represores por las violaciones a los derechos humanos en el Centro Clandestino de Detención “La Escuelita”.

En San Luis, está actualmente en trámite un juicio oral que comenzó el 20 de octubre del 2008 contra tres militares y dos comisarios, también por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar.

Deja un comentario