Tormenta La imagen que brindaba el distrito alvearense de Bowen el mayor afectado por la tormenta del 31, parecía sacado de una película, árboles caídos en todas las cuadras, techos volados hojas que cubrían totalmente las calles y, hacia arriba nada, solamente el sol.

El primer balance realizado por las autoridades arroja un daño que oscila entre el 80 y el 100% de los cultivos, según el sector; llegando a un total de 5 mil hectáreas afectadas. En el análisis se destacan como aspectos negativos: en lo inmediato el gran problema laboral que se presentará en la región, ya que se trata de un departamento agrícola dependiente, y en el mediano y largo plazo, el proceso de recuperación de las plantaciones, ya que en la mayoría de los casos los frutales han sido afectados para los años siguientes y en algunos casos se deberán replantar algunas variedades.

Los ministros de Producción, Guillermo Migliozzi, y de Desarrollo Humano, Silvia Ruggeri, recorrieron estos distritos junto al intendente Juan Carlos De Paolo.

En nombre del Gobierno, Migliozzi prometió ayuda para los productores. En este sentido, adelantó que habrá un plan de ayuda especial para General Alvear debido a las características devastadoras de la tormenta.

El ministro adelantó que se incorporará a los horticultores al seguro agrícola y se postergará por 6 meses el vencimiento de los créditos para cosecha y acarreo solicitados durante la campaña anterior.

Además, aseguró que en breve se pondrá en marcha una serie de programas tanto para los propietarios de fincas como para empleados y contratistas con el objetivo de sostener el empleo.

Deja un comentario