Crisis InglaterraSe trata de una nueva alternativa ante la crisis, de acuerdo a lo que consigna Infobae a instancias de la agencia REUTERS. El informe indica que el restaurante Little Bay, en pleno centro de Londres, les brinda la alternativa a sus clientes de abonar de acuerdo a su conciencia y posibilidad.

“Cualquier cosa entre un céntimo y cincuenta libras (70 dólares) me alegraría, está totalmente en manos del cliente la decisión”, dijo Peter Ilic el martes, confiado sobre los resultados en su colorido y artístico restaurante, famoso por su estilo de cocina mediterránea.

 

“Sencillamente parecía lo adecuado con todo el mundo sintiéndose pobre y maltratado”, agregó. La situación ha sido complicada para los restaurantes de Londres durante los últimos meses, con la crisis de crédito y una recesión cada vez más grave golpeando a todos, desde trabajadores comunes hasta banqueros generosamente remunerados.

Donde hasta poco tiempo atrás los gestores de fondos del distrito financiero conocido como la City buscaban el gasto más ostentoso posible en comidas, ahora impera la austeridad y el regateo. Ilic, presente desde hace años en el negocio hostelero de Londres, es conocido por su comida gourmet de alta calidad, pero ahora ha dado un paso más reduciendo los precios a cero.

“Hemos visto mucha más gente de la City viniendo al restaurante últimamente, buscando comida de más valor”, dijo, explicando que obtuvo la idea de iniciativas similares a la de la banda Radiohead para vender su último CD.

Si a la gente le gusta, pagan por ello, la idea se mantiene, e Ilic ya ha visto señales de que funciona. “Los clientes han pagado ya un 20% más que el precio original”, dijo Ilic, confiado en que cubrirá los gastos del mes sin problemas. “La gente quiere ser educada y se sentirían avergonzados de no pagar lo suficiente”, agregó.

Lo único que los clientes están obligados a pagar son sus bebidas, pero para aquellos que realmente sufran la crisis de crédito, el agua de grifo se sirve gratuitamente.

Deja un comentario