Relación UCR-CONFE: Con poca féA medida que transcurren los días se puede observar que la relación entre Cobistas y “radicales puros” deberá recorrer un largo camino para consolidarse. Lo que pasa es que cuando alguien es infiel en la “pareja”, las heridas tardan en curar, sobre todo cuando no hay un claro mensaje de arrepentimiento. Y esto es lo que ha sucedido en estos días.

Luego del primer paso dado por las partes en pos de la reunificación, fue justamente Cobos quien pisó el freno, al manifestar que nadie habló de la vuelta al radicalismo, y ahora el que se manifestó, es el presidente del radicalismo Gerardo Morales, al confesar en Diario La Nación que no tiene onda con el vicepresidente.

Cada uno con su proyecto

Lo que pasa es que cada uno tiene una visión, o un proyecto distinto. Mientras el Cobismo busca la constitución de una Alianza opositora con la figura del mendocino como centro, donde confluyan Cobistas, radicales y otros socios, pero que más bien tenga olor a nuevo, por su lado los radicales tienen como meta una alianza donde el centro sea el radicalismo, dado que es el único con representación en todo el país, con la idea central de que todos vuelvan lentamente al centenario partido,.En definitiva todos los que asoman como socios son ex radicales: los cobistas, tanto como los que responden a Lilita Carrió y Lophez Muhphy.

Nosotros y los miedos

Cada vez que se suceden estas experiencias, lo primero que sobrevuelan son los miedos, hasta que se logre constituir una fuerza que indudablemente tendrá un líder y de eso es de lo que se trata, de quién liderará este proceso.

El miedo de los radicales es que en el actual contexto tiene mas popularidad Cobos, luego del voto “no positivo”. En el caso de constituir una alianza de carácter independiente, donde el radicalismo no sea centro, el vicepresidente puede “usar” la estructura radical para su proyecto personal y volverlos a traicionar, algo que sería letal para el futuro del alicaído radicalismo. Es por ello que algunos de ellos están dispuestos a resistir argumentando “que se quiebre, pero que no se doble”, “no puede ser que ahora vuelva para servirse del aparato radical, que ayer ninguneo sin miramientos”, No se deben armar proyectos en base a figuras, sería otro fracaso como la Alianza anterior”, “ En definitiva lo único que hizo fue votar en contra de su propio gobierno” afirman en Off.

El miedo de los Cobistas es que una supuesta vuelta al radicalismo haga decaer la imagen positiva que tiene el vicepresidente, afirmando que Cobos puede ser el centro de un “Proyecto político nuevo”, mas allá de los partidos políticos. “Volver al radicalismo es piantavotos”. “ Hay que tratar de avanzar, no retroceder”, “no se deben cometer los errores de la Alianza” aseguran algunos Cobistas.

Octubre contra reloj

En este contexto se mueve internamente el sector UCR- CONFE, pero con un ojo puesto en el horizonte de octubre, que le muestra otras competencias. Por un lado la otra alianza opositora, con mas olor a peronista: Solá-Macri_ De Narvaez, que también cuentan con fantasmas similares, propios de movimientos nuevos, paro con las ventajas que le brinda su espíritu pragmático, propio del peronismo.

En la otra vereda avanza la fuerza principal, que tiene la ventaja del liderazgo definido y tratando de salir definitivamente de la crisis con la dirigencia del campo que lo tuvo entretenido y lo sacó algo de la agenda.

Deja un comentario