Y como en el caso de todos los grandes murió en su ley, los últimos tiempos lo encontró trabajando en varios frentes; por un lado recién terminando su último libro: El Ateismo, en el cual defiende su opinión al respecto y que fue motivo de fuertes debates.

También era participe del foro Corriente de opinión Ciudadana y había sido nombrado Rector Honorario de la UGACoop, la nueva Universidad Cooperativa que se impulsa desde General Alvear, en el sur mendocino.

Al momento del fallecimiento Luis Triviño tenía 76 años. Nació en Buenos Aires el 18 de marzo de 1932, arribó a Mendoza 1954, en donde obtuvo el título de licenciado en Ciencias Políticas y Sociales, con especialización en Antropología Social y Cultural, con orientación en Antropología del Desierto. Esta fue luego la cátedra que dictó en la Universidad Nacional de Cuyo hasta 1995, momento de su jubilación.

Fue elegido rector de la UNCuyo, junto a Alberto Binia, por Asamblea Universitaria el 29 de abril de 1986 y se desempeñó hasta 1988 en el cargo.

Después de ser rector en la casa de estudios se desempeñó en ese cargo en la Universidad de Congreso (1995/1998).

Su dilatada trayectoria educativa lo acompañó hasta las últimas horas de su vida, ya que dirigía los trámites de aprobación de la nueva Universidad Cooperativa en General Alvear.

Dejanos tu opinión:

– ¿Qué opinión tenes de don Luis Triviño?
– ¿Crees que debe ser reconocidos de alguna manera? ¿Cuál?

Deja un comentario