Papa BenedictoSegún el diario italiano “Il Floglio”, Benedicto XVI escribió una carta -aún no dada a conocer- en la que explica los motivos de la polémica anulación en beneficio de cuatro obispos lefevristas, entre ellos Richard Williamson. El medio asegura que la misiva será hecha pública en breve. El Vaticano no se pronunció.

 

El papa Benedicto XVI escribió una carta que aclara la polémica anulación de la excomunión de cuatro obispos tradicionalistas y en la que reconoce errores, publica este miércoles el periódico italiano “Il Foglio” según un cable de Dpa.

El medio señala que la misiva, en la que el Papa explica sus motivos, será dada a conocer en breve. El Vaticano no quiso comentar la noticia.

El levantamiento de la excomunión a los cuatro obispos seguidores del fallecido arzobispo Marcel Lefebvre a fines de enero, entre ellos de Richard Williamson, que niega el Holocausto nazi, generó enorme indignación en el mundo.

El primer “error” del Vaticano fue subestimar el papel de Internet. Se podrían haber conocido con antelación las opiniones de Williamson en vez de que éstas coincidieran “de forma imprevisible” con la rehabilitación parcial. Por eso, la Santa Sede tiene que prestar más atención en el futuro a la red, señala supuestamente el texto.

En segundo lugar se “explicó demasiado poco” la razón de la anulación de la excomunión de los lefebvristas y lo que ello significa.

Esta medida no implica en absoluto el reconocimiento de la ultraconservadora (y considerada antisemita) Fraternidad Sacerdotal San Pío X, advierte el Papa, porque para ello es necesario que el grupo acepte el Concilio Vaticano Segundo.

La rehabilitación parcial debe ser entendida en el marco de la unidad de la Iglesia. Como jefe espiritual de los católicos y sucesor de Pedro, su tarea es en primer lugar “hacer presente a Dios en el mundo y dar a conocer a Dios a los hombres”, afirma el Pontífice. En un mundo “en el que Dios cada vez desaparece más” es lógico que “la unidad de los creyentes” tenga máxima prioridad.

“A veces se tiene la sensación de que nuestra sociedad necesita al menos un grupo para expresar su odio. Y cuando alguien intenta acercarse a él, pierde también su derecho a la tolerancia”, termina la carta, con un cierto “enojo”, según el periódico.

Deja un comentario