Representantes del gremio AMMAR, Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina solicitó una reunión a la Cámara de Diputados para tratar la modificación del Código de Faltas.

Las mismas aseguran ser discriminadas por el mencionado código, ya que no les permite realizar libremente su trabajo, penando con la cárcel la oferta sexual en la vía pública.

Al respecto, visitaron la legislatura mendocina, representantes gremiales nacionales y provinciales del sector en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales para presentar un documento que resalta: “los castigos que recibe este sector de la sociedad, con penas de hasta 30 días de arresto y altísimas multas en dinero al ejercicio de trabajo sexual; criminalizando de esta forma una actividad que en la mayoría de los casos sirve para sostener económicamente a las familias que están a cargo de las mujeres”.

La solicitud de las gremialistas apunta a modificar los artículos 54 y 55 del código que castiga con arresto y elevadas multas por el trabajo sexual.

Como aporte, las meretrices mostraron los antecedentes de otras provincias donde ya se han modificado los respectivos códigos de falta, como también tratados internacionales que actualizan y avanzan en sus conceptos sobre derechos humanos, en desmedro de “códigos represivos que sólo apuntan a sectores sociales de bajos recursos”.

Dejanos tu opinión:

– ¿Estás de acuerdo con el cambio en código actual que pena la oferta pública de sexo?
– ¿Es una hipocresía social en las épocas que vivimos penar esa actividad o una cuestión moral?

Deja un comentario