En este irregular campeonato, el emblema es Independiente, equipo que en un partido te puede pintar la cara y en el otro parece ausente en el campo de juego.

El lobo jujeño apabulló con un contundente 4 a 1 al diablo de Avellaneda, en un partido en el cual Gimnasia controló la pelota durante la mayor parte del primer tiempo, mientras Independiente mostró ausencia de equipo , que con escasa participación del Rolfi, este viernes el balón le llegó a cuentagotas a Ismael Sosa y el juvenil Nicolás.

Con Héctor Arzubialde de director técnico, que reemplazó al renunciante Omar Labruna, el lobo consiguió ponerse en ventaja a los 35 Matías Cahais, dentro del área, definió con un tiro bajo de zurda luego de un corner que ejecutó Ricardo Gómez.

A los 6 minutos el conjunto local logró el segundo gol, a través del buen mediocampista Walter Busse, que conectó un centro de Ferradas. El propio Busse, poco después, estuvo cerca de la tercera conquista, pero respondió bien el arquero del Rojo.

A pesar de que el técnico Santoro dispuso el ingreso de Leonel Nuñez, sumando así otro delantero, Independiente se debatió contra su propia impotencia, ante un adversario que obtuvo el tercer gol a través de una gran maniobra de Ricky Gómez que definió Ferradas, a los 30 minutos.

El resto del partido fue para el Lobo. Además, para que el conjunto de Avellaneda descontara con un tiro libre del Rolfi Montenegro, a los 41 minutos. Finalmente Ariel Montenegro, hermano del jugador del Rojo, estableció el definitivo y contundente 4 a 1 con otro remate con pelota detenida.

Dejanos tu opinión:

– ¿A que se debe esta irregularidad de los equipos: campeonato parejo?, poco trabajo de equipo?, se prioriza la marca por sobre la creación?
– ¿Este resultado complica a Godoy Cruz?

Deja un comentario