En lo que parece ser un movimiento integral de Latinoamérica, en las elecciones de El Salvador triunfo el representante del izquierdista Frente Farabundo Marti para la Liberación.

Según TELAM, Mauricio Funes, un reconocido periodista de 49 años se convirtió así en el presidente electo del país, clausurando 20 años consecutivos en el poder de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), el partido de derecha que gobierna El Salvador desde antes del fin de la guerra civil en 1992.

El candidato oficialista, Rodrigo Avila, reconoció el triunfo de Funes, aunque puso de relieve que la decisión del pueblo dejó en claro que el país está dividido prácticamente en partes iguales, habida cuenta la escasa diferencia a favor del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

“Quiero, a Mauricio Funes, reconocerle que en esta lucha cerrada el margen de diferencia le ha dado la ventaja”, dijo Avila, pero señaló que los resultados evidenciaron que el electorado estuvo dividido en dos mitades, según reportó la agencia alemana DPA.

En su boletín final de resultados preliminares, el Tribunal Supremo Electoral indicó que Funes, un ex periodista de 49 años, obtuvo 2,54 puntos porcentuales más que el oficialista Rodrigo Avila, que alcanzó 48,73 por ciento, según reportó la agencia alemana DPA.

“Con este reporte el Tribunal Supremo Electoral les dice, en esta etapa del proceso, misión cumplida”, dijo el presidente del organismo, Walter Araujo, según DPA.

Los resultados definitivos se tendrán cuando se complete la totalidad del recuento de actas, pero el triunfo de Funes ya es irreversible.

Funes proclamó su victoria en un mensaje a la Nación, en el que prometió dejar atrás los revanchismos y construir un “nuevo acuerdo de paz”, con estabilidad económica y respeto a las reglas de la democracia.

En las calles, simpatizantes del FMLN salieron a festejar la victoria de Funes desde que se conocieron los primeros conteos rápidos extraoficiales que le daban la ventaja.

Araujo afirmó que El Salvador vivió un proceso electoral “tranquilo, pacífico y masivo”.

Miles de personas salieron desde temprano a votar. La ex guerrilla, que combatió en la sangrienta guerra civil de 1980-1992, que dejó 75.000 muertos, tenía por primera vez posibilidades sólidas de alcanzar la Presidencia después de 17 años como partido político y varios intentos.

En distintos lugares del país, hubo desde temprano largas filas frente a los centros de emisión del voto, habilitados para casi 4,3 millones de empadronados, sin que hubiera incidentes de consideración mientras estuvieron abiertas las urnas.

Funes fue conductor de un reconocido programa de entrevistas y corresponsal de la cadena CNN, y se incorporó al FMLN sin tener militancia política.

Las elecciones, precedidas por un triunfo del FMLN en los comicios para diputados y alcaldes de enero, se desarrollaron en un clima de alta polarización, bajo la sombra de la guerra civil.

Dejanos tu opinión:

– ¿A qué se debe esta similitud en América, antes gobiernos conservadores de derecha y ahora de izquierda o centroizquierda?
– ¿Es una cuestión cíclica simple o algo de fondo?
– ¿Qué diferencias observas entre estos tipos de ideologías?

Deja un comentario