El oficialismo dio hoy un paso más para convertir en ley la próxima semana el proyecto de adelanto de los comicios legislativos al 28 de junio, al conseguir la firma del dictamen de mayoría del proyecto en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

De esta forma, la iniciativa quedó en condiciones de ser tratada en el recinto de la Cámara alta el jueves de la semana próxima, en una sesión especial que arrancará a las 10.

Los ocho senadores oficialistas firmaron la propuesta que fija “por única vez y con carácter de excepcional, en virtud de la profundidad y extensión de la crisis económica internacional” el 28 de junio como fecha para elegir diputados para el período 2009-2013, y senadores para el 2009-2015.

De los siete miembros opositores, los representantes de la UCR y la Coalición Cívica presentaron un mismo dictamen en minoría, en el que piden el tratamiento del proyecto de boleta única, en tanto el peronismo disidente presentó el suyo por separado.

Presidido por el oficialista Nicolás Fernández, el debate en comisión fue abierto por el senador jujeño Guillermo Jenefes, quien planteó que la discusión debía pasar por determinar “si es o no constitucional el proyecto”.

Jenefes defendió la propuesta del Poder Ejecutivo con el argumento de que se da una “situación excepcional” que justifica la decisión del gobierno.

En sintonía, el titular del bloque oficialista del Senado, Miguel Angel Pichetto, comparó la decisión de la Presidenta con la adoptada también en 1989 por el ex presidente Raúl Alfonsín, cuando adelantó los comicios presidenciales por cuestiones que encuadró en un “golpe de mercado”.

“Alfonsín habló de un conjunto de actores que planteaban una distorsión de la realidad y que provocaron casi una salida anticipada”, reseñó Pichetto sobre los argumentos del ex presidente.

Advirtió, no obstante, que “no son iguales” aquel y éste escenario político, pero afirmó que “sí hay una distorsión sobre lo que pasa” en el país.

“Hay una gran vocación para la autodestrucción, cuando nos va bien nos ponemos a tratar de que nos vaya mal”, opinó Pichetto, para quien el gobierno nacional “hará una muy buena elección porque demostró que es un buen piloto de tormenta en una crisis internacional”.

Desde la vereda opuesta, el radical Ernesto Sanz descreyó que el adelantamiento de las elecciones contribuya a solucionar el impacto de la crisis financiera internacional en Argentina.

Sanz formuló un dictamen alternativo, en el que incluyó la propuesta de su par de la Coalición Cívica, Samuel Cabanchick, para incorporar al debate el proyecto de boleta única.

“¿Puede un proceso electoral incidir por sí solo en la foto de la economía?”, se preguntó Sanz, para quien la decisión del Ejecutivo “no es una obra maestra de picardía política, si no más bien un intento desesperado de tapar el sol con las manos de un gobierno asustado”.

El kirchnerista Marcelo Fuentes destacó que el adelantamiento permitirá tener “el veredicto inapelable de la gente”, y su par sanjuanino César Gioja defendió la idea de “ahorrar tiempos electorales”.

La representante de Santa Fe, en cambio, Roxana Latorre anticipó su voto negativo en el recinto, al igual que Carlos Reutemann, por entender que “una crisis no es motivo suficiente para cambiar una ley de semejante envergadura”.

Además, planteó que la futura norma “chocará” con la convocatoria a internas abiertas para el mismo día que formuló el gobernador santafesino, Hermes Binner, y motivará que el distrito tenga que realizar tres elecciones este año.

Fuente: TELAM

Deja un comentario