Con el objetivo de continuar creciendo sin afectar las zonas residenciales, ni sectores estratégicos que signifiquen pulmones para la ciudad, la comuna capitalina ha presentado un proyecto para actualizar el viejo Código de Edificación.

El proyecto presentado apunta a balancear estratégicamente el crecimiento de áreas de servicio en desmedro del crecimiento urbano y el equilibrio ecológico. Lo que sucede es que en los últimos años la ciudad creció en el sector de los servicios, perdiendo población, que ha emigrado a otros departamentos.

La idea es trabajar en una Ordenanza que apunte a tratar el impacto negativo del desarrollo actual y diseñar una proyección de crecimiento futuro.

En el anteproyecto se apunta a prohibir la instalación de nuevos galpones y alentar el desmantelamiento de los actuales para promover la construcción de viviendas en la Cuarta Sección Este, en donde hay existencia de infraestructura pero carencia de terrenos disponibles. Por otra parte en los alrededores del Parque Central, la Comuna pondrá a la venta una serie de inmuebles para promover la construcción de edificios.

En el trabajo presentado por la directora de Planificación Urbanística de la comuna, Silvana Bragagnini, y la jefa de Planificación, María Eugenia Bargna, se observa que la ciudad está creciendo únicamente hacia el pedemonte, que es un área de fragilidad ambiental y que además demanda una importante inversión dotarla de servicios. El mismo reafirma la necesidad de crecer hacia una urbe compacta, con lo que se optimizan los recursos y se disminuyen los traslados en vehículos particulares, lo que a su vez contribuye a reducir la contaminación ambiental. Se buscará densificar las zonas deprimidas, se promoverá la unificación de terrenos y se premiará un uso eficiente de la energía en los edificios en altura.

Dejanos tu opinión:

– ¿Compartís la idea de reformular el Código de edificación de la Capital?
– ¿Qué propones al respecto?

Deja un comentario