El resultado de la Cumbre del G20 inyectó entusiasmo a la delegación argentina encabezada por la presidenta Cristina Fernández, quien subrayó la posibilidad de que la Argentina reciba “entre 2.500 y 3.500 millones de dólares” del FMI en “derechos especiales de giro”.

Durante la cumbre los principales líderes mundiales acordaron incrementar los fondos destinados a ayudar a la economía global y aumentar la regulación del mercado financiero.

“Las perspectivas van a cambiar si logramos aplicar lo resuelto por el G20, que significa un salto cualitativo”, afirmó la presidenta al terminar la Cumbre, en diálogo con los periodistas argentinos.

La delegación argentina subrayó especialmente la reactivación de los DEG, una herramienta financiera creada en 1969 para compensar las reservas de los países miembros de acuerdo a las cuotas que cada uno tiene en el organismo.

Por tal motivo, los asesores de la presidenta estimaron entre “2500 y 3500 millones de dólares” los correspondientes a la Argentina.

Dejanos tu opinión:

– ¿Crees que el FMI puede cumplir una función importante para los países emergentes?
– ¿Cómo debería ser la relación?

Deja un comentario