La Cámara Nacional de Casación Penal revocó el fallo que había anulado la citación a indagatoria al ex presidente Carlos Menem por las explosiones de la fábrica militar de Río Tercero, en Córdoba, confirmaron hoy fuentes vinculadas a la causa.

Con la resolución del tribunal recobró vigencia la convocatoria para que Menem declare como imputado, lo que evita que la causa se archive por la prescripción de la acción penal en su contra.

La decisión de “casar” la anulación del llamado a indagatoria de Menem, que implica además que el ex jefe del Estado vuelva a estar procesado por su presunta responsabilidad en esos hechos, fue firmada por los camaristas de la Sala II de la Cámara Wagner Mitchell, Guillermo Yacobucci y Luis García.

La citación a indagatoria había sido anulada meses atrás por la Sala A de la Cámara Federal de Córdoba que consideró que la medida fue ordenada sin que se cumplieran requisitos formales.

Los camaristas federales Ignacio María Vélez Funes, Luis Roberto Rueda y María Alba Iriarte de Lofiego declararon entonces la “nulidad absoluta e insubsanable” de la convocatoria para que Menem declare como imputado por solo la había pedido la querella.

Vélez Funes, Rueda e Iriarte, por unanimidad, concluyeron que a la decisión tomada en octubre de 2007 por el entonces juez federal subrogante Oscar Valentinuzzi fue tomada sin contar con la adhesión del fiscal especial del caso, Carlos Stornelli, actual ministro de seguridad bonaerense.

Como se consideró que la citación estaba viciada de nulidad, quedaron sin efecto, también, todas las actuaciones judiciales que fueron su consecuencia, entre ellas el procesamiento de Menem.

La Sala II de la Cámara de Casación consideró, en cambio, que la decisión del magistrado de primera instancia estaba fundamentada.

Mitchell, Yacobucci y García sostuvieron que tanto Menem, como otro imputado, Heriberto Baeza González, “resultaban pasibles de investigación” pues aparecían mencionados en un requerimiento fiscal que admitía la “posible responsabilidad que también pudiera caber a otros funcionarios, aún del Poder Ejecutivo Nacional”.

Los magistrados de la Sala II de Casación manifestaron que “solo un excesivo rigor formal”, que la Corte Suprema de la Nación ha calificado como “arbitrario”, puede permitir la interpretación realizada por los camaristas federales de Córdoba.

Menem fue procesado por estrago doloso agravado por muerte de personas, medida que recobraría vigencia con el reenvío de la causa a Córdoba.

Las explosiones de la fábrica militar, el 3 y 25 de noviembre de 1995 provocaron siete muertos, numerosos heridos y pérdidas materiales para los vecinos del establecimiento.

Deja un comentario