El volcán Llaima volvió hoy a erupcionar en el sur de Chile, a unos 900 kilómetros de la capital, y arrojó material incandescente al aire.

La actividad hasta ahora se mantiene en un rango que hace innecesaria la evacuación de las localidades rurales aledañas al macizo y Argentina, como ocurrió en 2008, informaron las autoridades, según la agencia dpa.

El 10 de julio de ese año comandos policiales y militares evacuaron poblados cercanos al volcán, luego que éste lanzara material incandescente sobre 500 metros de altitud.

El macizo, ubicado en el interior del parque nacional Conguillio, presentó tres erupciones en 2008 y es uno de los más activos de Sudamérica.

Deja un comentario