En el video de “Ella”, nuevo single de su disco El desembarco, Gieco regresa a Cañada Rosquín para homenajear a su madre. Un viaje hacia la infancia del trovador sobre una plegaria folk.

Sin demasiadas estridencias, la apertura de El desembarco es un cross al mentón. León Gieco decidió abrir su último disco con “Ella”, una plegaria folk-rock con la frente en alto que está dedicada a su madre: Elda Pautasso de Gieco. En el contexto del disco, ese tema no era lo que se dice una excepción. Con 60 años cumplidos, el trovador santafesino concibió este puñado de canciones recibiendo varias señales de finitud. Algunas felices, como los premios a la trayectoria (Gardel de Oro, Konex, Cosquín) y dos discos homenaje. Otras no: las muertes de Mercedes Sosa y su madre, que cortaron su cordón umbilical con el planeta. El desembarco empieza justo ahí: “ya no lloro, ella es parte del camino”.

Ahora, a casi un año de su edición, Gieco está recibiendo una gran devolución: El desembarco lo convirtió en uno de los artistas más nominados para los premios Gardel 2012. Algunas de las categorías para las que está postulado son Mejor Álbum de Artista Rock, Mejor Álbum de Artista Canción Testimonial y de Autor, Producción del Año e Ingeniería de Grabación. El videoclip de “Hoy bailaré”, dirigido por los hermanos Eric y Mariano Dawidson, también compite en la categoría Mejor Videoclip.

Ahora, acompañado por los mismos directores, Gieco se trasladó hacia Cañada Rosquín para la realización del video de “Ella”. Un viaje hacia su pueblo y su origen, donde el trovador recorre los paisajes de su infancia y la memoria de su madre: “viendo fotos viejas me dió de llorar / Fue niña un día y yo no lo sabía / Tanto elemento para un solo viaje / Un minuto en sus brazos, cuánto daría / Ya no lloro, ella es parte del camino”.

Mirá un adelanto del video de “Ella”, nuevo single de El desembarco

Deja un comentario