La superficie media cubierta por el agujero de ozono sobre la Antártica este año fue la segunda más pequeña en los últimos 20 años, según datos de los satélites de la NASA y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) de los satélites. De acuerdo a los expertos, esto se debe a un alza en las temperaturas de la estratosfera antártica inferior.

El agujero de ozono alcanzó su tamaño máximo el pasado 22 de septiembre, cubriendo 21,2 millones de kilómetros cuadrados, o el área de los Estados Unidos, Canadá y México juntos. El tamaño medio del agujero de ozono 2012 fue de 17,9 millones de kilómetros cuadrados. El 6 de septiembre de 2000 se registró el agujero de ozono más grande de la historia, con nada menos que 29.9 millones de kilómetros cuadrados.

“El agujero de ozono es causado principalmente por los compuestos clorados de los productos químicos producidos por el hombre, y estos niveles continúan siendo altos en la estratosfera de la Antártica”, dijo el científico atmosférico de la NASA Paul Newman, del Goddard Space Flight Center. “Las fluctuaciones naturales en los patrones del clima dieron lugar a temperaturas estratosféricas más cálidas este año. Estas temperaturas llevaron a un agujero de ozono más pequeño”.

La capa de ozono actúa como un escudo natural de la Tierra contra la radiación ultravioleta, que puede provocar cáncer de piel. El fenómeno del agujero de ozono comenzó a hacer una aparición anual en la década de 1980.

De acuerdo a los expertos, la capa de ozono de la Antártica probablemente no volverá a su estado de principios de los años ochenta hasta 2065.

El ozono atmosférico global ya no está disminuyendo a medida que sí lo hacen las concentraciones de sustancias destructoras del ozono. La disminución es el resultado de un acuerdo internacional que regula la producción de ciertas sustancias químicas.

Este año también marcó un cambio en la concentración de ozono sobre la Antártica. El valor mínimo de la capa de ozono total en el agujero de ozono fue el segundo nivel más alto en dos décadas. El ozono total, medida en unidades Dobson (DU) alcanzó 124 DU 1 de octubre. Las mediciones basadas en tierra en el Polo Sur registraron 136 DU el 5 de octubre.

La información recopilada por la Nasa fue realizado gracias al satélite climático Suomi National Polar-orbiting Partnership (NPP). A futuro se planea utilizar un nuevo sistema, satélites medioambientales que orbiten los polos llamados “Joint Polar Satellite System”. Se espera que comiencen a monitorear la capa de ozono para el 2030. (La Tercera)

Deja un comentario