En un escueto pero duro comunicado, el Gobierno rechazó el pedido de “explicaciones” por parte de Israel tras el acuerdo alcanzado con Irán por la investigación del atentado a la AMIA. “Es un acto impropio que se rechaza en forma enérgica y que va en contra de las tradicionales relaciones de amistad que existen entre ambas naciones”, cita la misiva.

 

La Cancillería señaló que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel había citado al embajador argentino en Tel Aviv para solicitarle “explicaciones” por el Memorandum de Entendimiento firmado entre Buenos Aires y Teherán. Como respuesta, además de rechazar el pedido de explicaciones le recordó al gobierno hebreo que no hubo víctimas israelíes en el atentado.

“El atentado sufrido el 18 de julio de 1994 no involucró a ningún ciudadano israelí. Las víctimas fueron en su gran mayoría ciudadanos argentinos e incluyen a seis ciudadanos bolivianos, dos polacos y un chileno”, recordó el comunicado.

Desde el Palacio San Martín destacaron también que la Argentina “jamás ha citado a un embajador israelí para pedirle explicaciones sobre acciones de su gobierno”.

“Por lo tanto, la Cancillería expresa que dicha citación para reclamar explicaciones sobre decisiones soberanas de la República Argentina es un acto impropio, que se rechaza en forma enérgica y que va en contra de las tradicionales relaciones de amistad que existen entre ambas naciones”, concluyó.

Más temprano, la Cancillería israelí confirmó que el Gobierno de aquel país expresó al embajador argentino, Carlos Faustino García, su malestar por el acuerdo firmado por la administración de Cristina de Kirchner con Irán.

El director para América Latina de la Cancillería israelí, Itzhak Shoham, se quejó porque “nunca” fueron actualizados sobre la marcha de la investigación, “a pesar de reiterados pedidos” que realizaron, al punto que -según dijo- “nos enteramos por la prensa de que habían firmado este acuerdo que nos parece que no conduce a nada”.

“Convocamos al embajador argentino y estuvo esta mañana en mi oficina. Le transmitimos nuestro malestar por el acuerdo cerrado entre Irán y Argentina”, indicó el funcionario israelí.

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el director para América Latina de la Cancillería israelí afirmó que “desde un principio” sabía que debían “estar actualizados sobre el desarrollo para poder entender qué era lo que estaba sucediendo ahí”.

Para Shoham, el acuerdo entre la Argentina y Teherán “es una nueva válvula de escape a la presión internacional sobre Irán: en lugar de aumentar la presión para llevarlo a cumplir con un comportamiento internacional aceptable les dan la posibilidad de escaparse de esta opción”.

Shoham precisó que durante la reunión con el embajador argentino se le advirtió que “Irán apoya al terror internacional y que en Latinoamérica, en cuanto al terror, hay que actuar firmemente y no darle posibilidad de que vuelva a actuar”.

Al ser consultado sobre qué espera de Argentina, Shoham expresó que desea que el gobierno de Cristina de Kirchner “se de cuenta de que esto no conduce a nada. Son tácticas dilatorias de Irán que manejan también en el tema nuclear”. La respuesta oficial no tardó en llegar, el comunicado de Cancillería fue tajante: se rechaza la intervención hebrea y se les recuerda que no hubo víctimas de esa nacionalidad en el atentado de 1994.

Deja un comentario