El titular de la Autoridad Federal de Comunicación Audiovisual, Martín Sabbatella, sostuvo que la clausura de tres antenas de la red de Televisión Digital Abierta (TDA) en la provincia de Córdoba responde a “una actitud política del gobernador” José Manuel de la Sota a quien acusó “de no querer cumplir con la ley”.

“Hay que explicarle (a De la Sota) que es gobernador y no emperador, que hay leyes que tiene que cumplir”, sostuvo Sabbatella en conferencia de prensa en la sede de la AFSCA, luego de encabezar una reunión con representantes de las emisoras que integran la red de TDA.

En ese sentido, el titular de la AFSCA dijo entender que las actitudes del Ejecutivo cordobés benefician “a otros actores de la comunicación, a ciertos grupos económicos que históricamente no tienen vocación de democratizar la palabra”, en referencia a la situación dominante que posee el grupo Clarín en el mercado de la Televisión por Cable.

“Hay una decisión de no cumplir la Ley de Comunicación Audiovisual y de favorecer las tendencias monopólicas”, afirmó Sabbatella, quien relacionó las clausuras con la “estrategia política” de De la Sota.

Además, desestimó los argumentos otorgados por las autoridades de la provincia mediterránea, quienes habían amparado la clausura de las antenas en un problema “técnico ambiental”.

Según explicó el titular de la AFSCA los apoderados de los canales públicos y privados afectados por la medida del gobierno cordobés “manifestaron su rechazo a las clausuras y su profunda preocupación por este acto de censura que lesiona el derecho a la información”.

“Atrás de un supuesto problema técnico ambiental que no han explicado, lo que hay es una evidente maniobra de censura que no solamente lesionan a las señales públicas y privadas que forman parte de la TDA”, agregó.

En el mismo sentido, explicó que tanto el Ministerio de Planificación Federal como la empresa ARSAT -encargada de la implementación y operación que garantiza el acceso al servicio de Televisión Digital Terrestre- “cumplieron con todos los requisitos técnicos impuestos por la provincia”.

Por otra parte, se informó que los asesores letrados de la AFSCA realizarán el viernes diversas presentaciones ante la justicia y no se descartó que las mismas sean acompañadas con escritos por parte de las empresas afectadas por el cierre de las antenas.

En diciembre pasado, por intermedio de la Secretaría de Ambiente de la provincia el gobierno ‘delasotista´ ordenó e la clausura de la antena TDA en Río Cuarto y, bajo el mismo argumento, lo hizo el jueves de la semana pasada en la localidad de Leones y esta semana con Villa María.

Según se informaron desde la AFSCA, en todos los casos “se presentaron los estudios de impacto ambiental, aprobados oportunamente” y sobre los cuales los organismos provinciales y nacionales firmaron los convenios respectivos para las habilitaciones de las antenas, agregó.

Al respecto, el presidente del Colegio de Ingenieros Especialistas de Córdoba, Luis Calderón, reveló hoy que de las aproximadamente 1.500 antenas de comunicaciones que funcionan en esa provincia “apenas un diez por ciento” están registradas y consideró “prácticamente nulo” el impacto ambiental de las instaladas por la Televisión Digital Abierta.

En declaraciones a radio Continental, Calderón destacó que “los estudios que se han realizado y que conocemos sobre contaminación en las antenas que se han verificado, han dado resultado prácticamente nulo a nivel de piso”, donde podrían afectar la salud de las personas, y “es menor la eventual contaminación que pudiera producir el sistema de transmisión en VHF (que utilizan las antenas de TDA) que en cualquier otro”.

Junto a Sabbatella, estuvieron presentes en la reunión el subsecretario legal del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Rafael Llorens, y representantes de los canales C5N, América, A24, Canal 9, Telefe, CN23, Arpeggio y 360 TV, Canal Suri, entre otros.

Deja un comentario