Los actores que componen la cadena de fabricación y comercialización de automóviles vaticinaron que en 2013 la actividad del sector retomará la senda de crecimiento, tras la desaceleración de 2012, y se encaminará hacia un nuevo récord.

Por: Telam

Consultados por Télam, ejecutivos y dirigentes empresarios destacaron que el cierre de 2012 fue “mejor de lo esperado” cuando comenzó el año, momento en que recrudeció la crisis en los países desarrollados y la incertidumbre se cernió sobre las economías en desarrollo.

Remarcaron que si bien el resultado de 2012 fue inferior al récord de 2011, el sector se consolidó en cifras cercanas a los  800 mil vehículos anuales, “imposibles de imaginar años atrás”.

En el acumulado enero-diciembre, las terminales automotrices produjeron 764.495 vehículos, un 7,8% menos respecto de las 828.771 unidades de 2011; en tanto se exportaron 413.472 vehículos, un 18,4% por debajo del volumen de 2011; mientras que las ventas a concesionarios se ubicaron en 830.058 unidades, un 6% menos respecto de su comparación interanual pero con un avance de 7,1% en lo que respecta a unidades de producción nacional.

El gerente general de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Juan Cantarella, remarcó que para el corriente año “se espera una suba en la producción de vehículos, llegando a alrededor de las 800.000 unidades, lo cual dependerá principalmente de la evolución de la demanda brasileña ya que el mercado local se encuentra muy dinámico”.

Cantarella estimó que “el desafío continúa siendo incrementar la participación de las autopartes de producción local, para lo cual se está trabajando entre proveedores, terminales y las autoridades”.

Sobre 2012, indicó que “hay que tener en cuenta que se está comparando con un 2011 donde se fabricaron casi 830.000 vehículos, lo cual fue un récord histórico absoluto”.

“Independientemente de ello los proveedores continúan un fuerte proceso inversor tendiente a acompañar los lanzamientos de las terminales”, subrayó el gerente de AFAC.

En la misma línea, el director general del Grupo Volvo Argentina, Giovanni Bruno, estimó que este año “la economía nacional volverá a registrar crecimiento y, como consecuencia, se incrementarán nuestros volúmenes de ventas”.

Aseguró que “durante los próximos años Volvo Trucks, Renault Trucks y Volvo Buses deberán expandir sus volúmenes de venta para consolidarse definitivamente en el mercado argentino”.

Respecto de 2012, puntualizó: “Nosotros conseguimos cumplir con nuestros objetivos”.

Por su parte, el presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), Alberto Príncipe, evaluó que “2013 será un año donde seguirá el crecimiento”.

“Terminamos 2012 con un volumen parecido al de 2011. No nos olvidemos de que venimos de cinco años consecutivos de crecimiento ininterrumpido y que 2011 fue récord de récord en comercialización de vehículos usados con más de 1.800.000 unidades”, destacó.

A su turno, el gerente de Relaciones Institucionales de Mercedes-Benz Argentina, Gustavo Castagnino, precisó que “las inversiones previstas para el período 2013-2015 ascienden a $830 millones e implican 850 nuevos puestos de trabajo que se sumarán a los 2.000 empleados con que cuenta la empresa en la actualidad”.

“Esperamos un 2013 positivo en todas las variables, y como siempre en Argentina, muy competitivo”, afirmó Castagnino.

Señaló que 2012 “fue un año muy bueno, mejor de lo esperado, con una importante cantidad de anuncios de inversión e importantes lanzamientos”.

En tanto, el director del Grupo Dietrich, Hernán Dietrich, sostuvo que “en la industria automotriz, vemos para 2013 un crecimiento entre 3 y 5% respecto de 2012”.

Indicó que “2012 sirvió para entender a qué tenemos que estar preparados. Desde el punto de vista de la rentabilidad no fue bueno pero rescato haber tenido un año que nos permitió prepararnos para los próximos años”, afirmó Dietrich.

Por su lado, el director general de Scania Argentina, José Mannucci, remarcó que “las expectativas para 2013 se enfocan básicamente en mantener el nivel de ventas logrado durante 2012”.

“Asimismo, continuaremos realizando fuertes inversiones en nuestra planta en Tucumán para alcanzar en 2014 un incremento de 50% en nuestra capacidad de producción y seguiremos adelante con inversiones tendientes a ampliar la red de concesionarios en el país”, destacó Mannucci.

Preciso que “el desempeño de la empresa a nivel ventas durante 2012 fue bueno y superó las expectativas proyectadas a inicios del año”.

Asimismo, añadió que “el nivel de producción fue estable con un repunte importante en las exportaciones a Brasil a partir del segundo semestre”.

Del mismo modo, el gerente general de Motomel, Claudio Minervino, afirmó que “el panorama se presenta con dos datos muy relevantes”, y precisó: “Primero profundizaremos nuestro plan de inversión que será de alrededor de $25 millones; y segundo prevemos un aumento en ventas del orden de 20%”.

“El 2012 nos deja un balance muy positivo, con un amplio plan de inversión en marcha y 600.000 unidades producidas en el país, desde el inicio de la actividad”, señaló Minervino.

Para el presidente de Asociación de Concesionarios de Automóviles (ACARA), Abel Bomrad, “si como pronostica la gran mayoría de los analistas, este año la economía tendrá un comportamiento mejor que en 2012, creemos que será muy bueno para seguir consolidando un mercado automotor de crecimiento sostenido”.

“Cerramos 2012 con un mercado levemente inferior al de 2011 récord pero estabilizados en niveles que hace algunos años eran imposibles de imaginar”, concluyó Bomrad.

Deja un comentario