A las 6 de la mañana de hoy, el intendente Enrique Ponce ya estaba en la calle, recorriendo los barrios y supervisando las tareas que se realizaban para borrar los rastros que dejó el violento temporal de lluvia y viento que azotó la ciudad entre el viernes a la noche y parte del sábado a la madrugada. Hubo dos puntos de ataque para las cuadrillas municipales: los barrios Sosa Loyola y Jardín, severamente afectados por el evento climático.

Según el director de Espacios Verdes, Carlos Marini, fueron más de sesenta los árboles que el viento derribó en ese último barrio. En total, los camiones de la repartición más los de Vialidad Municipal llevaron más de cien arbustos al Centro de Disposición Final de Residuos (CDF). La avenida Justo Daract, en el tramo que va desde Aristóbulo del Valle hasta la ruta 147 concentró un importante despliegue de maquinaria municipal.

Durante la mañana, el número de emergencias de la Municipalidad (0800 6666 751) recibió más de cincuenta llamados solicitando ayuda por daños causados por la tormenta. La mayoría de los reclamos provenían de los barrios en los que la Municipalidad había desplegado el megaoperativo, por lo que se les dio una rápida solución a los vecinos.

Los de hoy fueron la prolongación de los trabajos que comenzaron el sábado, apenas la lluvia dio un respiro y que involucró a las diferentes áreas municipales. El propio intendente Ponce recorrió las zonas más afectadas y conversó con los vecinos para saber qué necesitaban.

El director de Defensa Civil, Alejandro Miranda dijo que no hubo que evacuar familias o rescatar a personas heridas. Y aclaró que seguirán con la guardia de emergencia durante toda la semana hasta que la situación se normalice.

Recorrida

Cuando las primeras luces del día iluminaban la ciudad, el intendente llegó a la sede de Espacios Verdes, la dependencia municipal que cargó con el grueso del trabajo tras el temporal. Alentó a los municipales que se preparaban para comenzar una nueva jornada levantando troncos y ramas que el viento esparció por las calles.

Luego, rozando las 7, el jefe comunal conversaba en el Corralón Municipal con el director de Vialidad, Celestino Muñoz, sobre la planificación de las tareas del día. Allí también habló con un grupo de vecinos del barrio Vialidad.

Después visitó el predio donde seis cooperativas edifican casas de cuatro dormitorios, frente al barrio Santa Rita. La mayoría de los trabajadores son mujeres.

Fuente: ciudaddesanluis.gov.ar

Deja un comentario