Conflicto político hizo caer la deuda de la provincia por u$s600 M

De la Sota se reunió con su par porteño, Mauricio Macri, con quejas sobre la coparticipación

Los principales perdedores de la contienda entre la presidenta Cristina Fernández y la provincia de Córdoba, que estuvo a punto de caer en default técnico durante el mes pasado, fueron los tenedores de bonos de esa provincia. Los papeles de esa jurisdicción perdieron en los últimos días (desde el 24 de enero) un 1,4%, mientras los bonos argentinos en general subieron en promedio un uno por ciento.

Según la agencia Bloomberg, las pérdidas de la provincia que dirige José Manuel De la Sota estuvieron disparadas porque su gobierno entró en riesgo de default tras conseguir una orden de la corte local para bloquear el pago de la deuda de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).

La maniobra elegida por el gobernador para obtener más control sobre los fondos federales generó nuevas peleas con la Casa Rosada, que se suman a los fuertes cruces que el Poder Ejecutivo nacional tiene con esa provincia, y con otras, por la distribución de la coparticipación de ingresos.

La jugada del cordobés causó caídas en los bonos de Córdoba para 2017, que llegó al 20% de tasa, cuatro veces más que el 4,75% promedio para las deudas de los mercados emergentes, de acuerdo con las estimaciones de la financiera internacional JP Morgan Chase.

De esta manera, según Bloomberg, la estrategia de De la Sota puso a los u$s 596 millones de esos papeles en un tobogán: perdieron 1,4%, mientras los bonos argentinos ganaron un 1% y similes provinciales de Latinoamérica ganaron un 0,6 por ciento.

Los cruces de esa provincia con la Nación se acrecentaron desde que De la Sota asumió como gobernador. Ahora, Córdoba se sumó a otras localidades en la presión que ejerce a la administración nacional para que modifique la coparticipación. Las transferencias desde la Rosada a Córdoba aumentaron un 36,2% en diciembre comparado con el mismo mes del año anterior, según un informe de la consultora Economía y Regiones que apunta a que, si bien es la segunda provincia más poblada, fue una de las que recibió menos fondos desde el gobierno kirchnerista.

La provincia igualmente recibió un adicional de $628 millones provenientes de las retenciones a las exportaciones sojeras originadas el año pasado. Este monto representa un 35% del total que Córdoba contribuyó a los ingresos por la salida de ese cereal en 2012. Esa localidad genera el 24% de toda la producción sojera.

EPEC, la empresa cuya deuda originó que Córdoba quede al borde del default, utiliza $5,5 millones por mes de todas las transferencias que recibe la provincia para cubrir la mitad del pago mensual de los $565 millones de deuda. El motivo fue que EPEC requirió un aumento en la transferencia luego de las subas en las tarifas en energía.

Bonos en alza y coparticipación en aumento

Los bonos soberanos más negociados cerraron ayer con resultados mixtos en la plaza local, mientras el Riesgo País se ubicó en la zona de los 1.080 puntos básicos.

El bono DISCOUNT en pesos subió 0,7 por ciento, el BOGAR 18 avanzó 0,3 por ciento, el BODEN 2015 bajó 0,6 por ciento, el PAR en pesos ganó 2,7 por ciento y el Cupón PBI subió 0,4 por ciento, en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

El ÍNDICE-MAE sumó 0,43 por ciento a 110,85 puntos, en una rueda en que se negociaron en bonos 429 millones de dólares y las operaciones de REPOS totalizaron 10.384 millones.

Coparticipación

Por su parte, en un relevamiento elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), señaló que los envíos a provincias en concepto de coparticipación y leyes especiales que se acumularon durante el 2012 superaron los 170.211 millones de pesos, lo cual significa un crecimiento del 26,9 por ciento con relación a 2011.

De acuerdo con el IARAF, en la provincia de Buenos Aires, “sus habitantes recibieron ingresos siete veces menores”, al alcanzar los 2.103 pesos per cápita, “mientras que en otros casos las diferencias también fueron importantes, como por ejemplo Mendoza (3,82 veces menos) y Córdoba (3,46 veces menos)”, agregó.

Deja un comentario