Bien temprano por la mañana, Daniel Angelici regresará al país luego de una exótica travesía por Qatar en una convención a la que fue especialmente invitado. Y para las 17 está pautada una reunión urgente de Comisión Directiva para tratar el asunto que mantiene el vilo a los hinchas “xeneizes”. Sin embargo, un rato antes estarán cara a cara el presidente y el ’10’ para limar algunas asperezas y acordar su vuelta a la actividad con la “azul y oro”.

Ni la vuelta de Carlos Bianchi al banco de suplentes del club, ni los malos resultados en los Superclásicos ante River ni la proximidad del estreno oficial frente a Quilmes acapara la atención de los simpatizantes “xeneizes” por estas horas. Es que hoy se dará un corte definitivo a la situación de Juan Román Riquelme, que protagonizó la novela más extensa del período veraniego 2013: ¿Vuelve a jugar o se retira?

Por lo que se respira en los pasillos del club, nadie duda que el enganche volverá a lucir en sus espaldas el dorsal ’10’ que tan bien supo cuidar en sus etapas anteriores en la institución. Es que luego de observar por televisión la caída ante el “Millonario” en Córdoba y preocuparse por el rendimiento colectivo, levantó el teléfono para hablar con el entrenador y hacerle saber que tenía ganas de regresar, sin importar la decisión que había tomado unos días antes.

La realidad es que el “Virrey” lo necesita en el vestuario y también dentro de la cancha porque Leandro Paredes no termina de afirmarse en la conducción, por eso se comunicó con César Martucci, el secretario general, y le contó los pormenores de su diálogo con el hombre de Don Torcuato. El directivo oyó y declaró que no podía tomar una decisión, ya que el resto de la Comisión Directiva no estaba en el país.

Pues bien, Daniel Angelici pisará hoy temprano el suelo argentino, luego de pasar por Qatar para una convención de mandatarios internacionales a la que fue especialmente invitado, y se juntará desde las 17 con la famosa “mesa chica” que definirá la situación del día. Desde luego, se entiende que levantarán la suspensión, catalogado como “licencia sin goce de sueldo”, y le darán vía libre a Riquelme para reincorporarse al resto del grupo. Justamente, antes habrá un cara a cara entre los dos personajes más fuertes de la actualidad para limar algunas asperezas que perduran, pero que se harán a un lado por el bienestar de la entidad.

La resolución se dará a conocer hoy y no se descarta una conferencia de prensa posterior para anunciar la opinión conjunta, pero ya comenzaron a verse indicios de lo que pasará: los dirigentes aceptaron por lo bajo su marcha atrás, aunque sin unanimidad de por medio, avisando que no retocarán absolutamente nada del vínculo por 16 meses que le queda al jugador con la institución (básicamente, el valor del dólar y la prolongación serán inalterables). Y se informó la lista de buena fe para la Copa Libertadores, con el ’10’ vacante y Paredes con la ’20’.

El plantel, en tanto, también está dividido. Los referentes como Agustín Orión (además, nuevo capitán que le quitaría la cinta) y Leandro Somoza no lo quieren nuevamente de ninguna manera, algo que el ex Vélez hizo saber ayer entre líneas en una entrevista radial que tomó una inmediata repercusión. Pero otros como Pablo Ledesma y Clemente Rodríguez, sus principales “compinches”, pidieron por su retorno para jerarquizar al equipo.

Tan embalado está Román con su regreso al fútbol, que ya trascendió que intensificó los entrenamientos que viene llevando a cabo desde hace un tiempo con su gente cercana y hasta dio a entender entre los suyos que pretende ser de la partida contra Toluca este miércoles, en la primera fecha del certamen continental. Pero a esto Bianchi le pondría un freno, recetándole una mini pretemporada de 20 días para ponerse a tono.

De todas maneras, lo más importante será la confirmación oficial de que se sumará a sus compañeros para pelear la “Triple Corona” y tratar de poblar aún más las vitrinas de la entidad de La Ribera. Obviamente, el sábado estaría alentando desde las tribunas frente a Quilmes, aunque dejará bien en claro algo ante su gente: a los 34 años, está vigente y motivado para seguir regalando alegrías.

Deja un comentario