Estudiantes, que no empezó de la mejor manera el 2013, irá hoy en busca de la recuperación y del primer triunfo de este año. A las 21:30 recibe a Ferro de General Pico, La Pampa.

El Verde viene de una derrota y un empate. Sacó un punto de los últimos seis. Le hicieron cinco goles y sólo convirtió dos; y ambas conquistas las hicieron dos defensores: Stang y Vallejo.
La dupla técnica tiene que armar un rompecabezas. A las partidas de Leva y Viturro, hay que sumarle la lesión de Gallardo y la suspensión de Gato. Con estas bajas, la escuadra puntana tiene muchos inconvenientes para generar fútbol y para convertir.
El partido de hoy será de vital importancia para las aspiraciones futuras. Si gana, recupera la confianza y se mete de lleno en la pelea. Si pierde va a quedar un poco rezagado y las dudas le ganarán la pulseada a la certeza.
Estudiantes se hace muy fuerte en casa. En El Coliseo todavía no perdió. Y hoy será una buena oportunidad para sumar de a tres y dejar de lado el mal comienzo de año. Los entrenadores trabajaron mucho en la semana. Hicieron hincapié en la transición. Al equipo le cuesta horrores marcar en ataque. Cuando tiene la pelota y la pierde queda mal parado y esos son detalles a corregir, porque su rival de turno tiene jugadores rapiditos y juegan muy bien de contra. La clave de esta noche estará en la zona de gestación. Si el Verde se hace fuerte en ese sector del campo de juego tendrá muchas chances de ganar, de lo contrario, la empresa será muy complicada.
Ferro perdió un jugador exquisito, Fragata. El volante zurdo emigró a Chaco For Ever, pero en su lugar incorporó a García. Tienen característica diferentes, pero la cara nueva también le puede aportar mucho.
En Estudiantes, sin Gallardo no está la voz de mando y el motor del mediocampo. Sin Viturro no está el cambio de ritmo de mitad hacia adelante. Sin Gatto los goles se hacen más difícil hacerlos. Habrá que ver cómo se las ingenia la dupla técnica para hacer encajar las piezas y que con otros intérpretes, la orquesta toque su mejor versión.
La cita es hoy a las 21:30 en el Coliseo. Estudiantes debe ganar para dejar atrás el trago amargo de los últimos dos partidos. Si gana, se acomoda mejor en la tabla, y la confianza volverá a nacer para encarar la última parte del campeonato.

Fuente: diariodelarepublica.com

Deja un comentario