Por cadena nacional y desde su despacho, Cristina Fernández de Kirchner realizó un detallado racconto de las acciones de su gobierno y el de su esposo para colaborar con la Justicia y esclarecer el atentado a la AMIA. Reclamó claridad a la oposición.

Por Nicolás Lantos para Pagina 12

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el envío al Congreso nacional de un anteproyecto de ley para que el Parlamento apruebe el memorándum de entendimiento acordado entre Argentina e Irán para avanzar con la investigación sobre el atentado a la sede de la AMIA, en 1995. “Hemos dado un paso muy importante para destrabar una causa que estaba inmovilizada, sin posibilidad alguna de poder interrogar a los presuntos participantes”, destacó la mandataria ayer por la tarde en un mensaje difundido por cadena nacional en el que desarrolló el compromiso del gobierno argentino en la última década por el esclarecimiento del ataque.

CFK reiteró que el objetivo del acuerdo es “el debido y legal proceso” de los acusados y que “la Justicia argentina no va a ser obstruida y mucho menos renunciará a su soberanía” por tomar indagatorias en territorio iraní. “Muchos creyeron que no lo íbamos a poder lograr. Hemos logrado esto, que constituye destrabar la causa y comenzar un camino que lleve a la verdad”, celebró la jefa de Estado, a la vez que increpó a la oposición, que hasta ahora fue sumamente crítica con el tratado, a que tome una postura clara: “Es obligación para todos los que tienen representación política emitir su opinión”, señaló.

El acuerdo con la República Islámica, anunciado por la misma CFK a fines de enero, estipula que el juez y fiscal de la causa podrán viajar, previa autorización de la Corte Suprema de Justicia, a Teherán, donde someterán a indagatoria a aquellos imputados marcados por Interpol con “credencial roja”, bajo las normas del Código Penal argentino. El resultado de las pesquisas podrá ser utilizado para decidir el status procesal de los sospechosos. También se conformará una comisión de juristas de terceros países que velarán por la validez del proceso. El pacto está supeditado a que los parlamentos de ambos países lo aprueben.

Un poco de historia

Sentada en el escritorio de su despacho, la mandataria evitó esta vez la liturgia de los actos en otros salones de Casa Rosada, desde donde suele hablar en las cadenas nacionales y otros mensajes televisados, rodeada de funcionarios, dirigentes y militantes. “La idea era darle otro tono al mensaje, de apelar a toda la dirigencia política argentina a que se encolumne detrás de esta iniciativa”, explicaron en la Casa Rosada. Es por eso que se decidió por otro tipo de escenografía, una que no usaba desde 2010, cuando habló a todo el país tras la muerte de Néstor Kirchner.

El ex presidente tuvo un marcado protagonismo en el mensaje emitido ayer. Al comienzo, durante varios minutos, se reprodujeron fragmentos de intervenciones de Néstor y de Cristina Fernández de Kirchner ante la Asamblea de Naciones Unidas, de 2003 en adelante, siempre sentando posición respecto del planteo argentino de justicia por el atentado contra la mutual judía:

– “Repudiamos con firmeza las acciones del terrorismo. Nosotros hemos sufrido en carne propia nuestras Torres Gemelas: los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA” (N. K., 2003).

– “En este combate al terrorismo resulta imprescindible una activa participación y colaboración de la comunidad internacional basada en el respeto del derecho internacional. Existe una necesaria vinculación entre el respeto a los derechos humanos y la lucha contra el terrorismo. Es central contar con legitimidad en la respuesta y respaldo de la opinión pública internacional” (N. K., 2004).

– “Esperamos que la República Islámica de Irán, en el marco del derecho internacional aplicable, acepte y respete la jurisdicción de la Justicia argentina y colabore eficazmente con los jueces argentinos para lograr el sometimiento a juicio de las personas imputadas en aquellos hechos” (N. K. 2007).

– “Pido a la República Islámica de Irán que, por favor, en cumplimiento de las normas del derecho internacional, acceda a que la Justicia argentina pueda juzgar en juicios públicos y transparentes a los acusados” (C. F. K., 2008).

Fernández de Kirchner también recordó que desde 2003 el Frente para la Victoria colaboró con la investigación a partir de la publicación de nueve decretos que “tenían por objeto desclasificar toda la documentación vinculada con el atentado en todos los ámbitos: SIDE, Fuerzas Armadas y de Seguridad” además de “levantar la prohibición que pesa sobre agentes de inteligencia para declarar ante la Justicia” respecto de los ataques con bombas de 1992 y 1995.

Negociando se entiende la gente

Durante su mensaje, la Presidenta recordó que recién “en el año 2012, unos días antes del encuentro anual de la ONU, Irán manifestó su deseo de dialogar para cooperar en el esclarecimiento del hecho”. Atrás había quedado la oferta inicial de Argentina, que contemplaba la posibilidad de juzgar a los acusados en un tercer país, algo que sí hubiera afectado la soberanía de la Justicia argentina. En reemplazo, se trabajó sobre la nueva idea de que el juez y fiscal argentino viaje a Irán para realizar indagatorias, junto a la conformación de una comisión cuyo “objetivo es garantizar el debido y legal proceso” de los imputados.

“La Justicia argentina no va a ser obstruida y mucho menos renunciará a su soberanía”, reiteró una vez más la Presidenta, defendiendo los términos del acuerdo que el canciller Héctor Timerman terminó de sellar a fines de enero en Etiopía junto a su par iraní. La mandataria recordó que hay antecedentes de seis jueces federales argentinos que han trabajado en doce países distintos, y trajo a colación un caso reciente: “A mí me ha tocado declarar en juicios en otra jurisdicción por teleconferencia”, dijo, en referencia a su testimonio en una causa contra una periodista italiana por una nota publicada en ese país en 2008.

Por otra parte, CFK salió al cruce de las objeciones a negociar con Teherán por su postura ante el Estado de Israel y su supuesta intención de armarse nuclearmente. “¿Con qué país quieren que negociemos? El único país con el que se puede negociar es con Irán”, ya que es el que protege a los acusados, reclamó. “Es bueno recordar que hace pocos días en Viena, el vicepresidente de los Estados Unidos ha dicho que están preparados para un encuentro bilateral con la dirigencia iraní” y que el ministro de Relaciones Exteriores alemán también abogó por “una solución diplomática”, recordó la Presidenta, que informó que “el próximo 26 de febrero todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania se van a reunir con los iraníes para dialogar acerca de la agenda nuclear”.

Por último, la jefa de Estado descartó que detrás de estas aproximaciones haya un interés comercial: “Nunca se detuvo el comercio con Irán. Los únicos años cuando estuvo detenido fue en 2003 y 2004, por un boicot de Irán a raíz de la causa AMIA”, señaló CFK. “Estados Unidos aumentó un tercio la venta de sus granos a Irán a pesar de haber promovido sanciones comerciales contra ese país por su plan nuclear”, recordó.

“Tomar una decisión de esta naturaleza excede a mi criterio de las facultades de una Presidenta –agregó sobre el final–. Por eso quise que este memorándum tuviera el nivel de tratado y fuera remitido para su aceptación o no al Parlamento argentino. Es obligación para todos los que tienen representación emitir su opinión. Este memorándum es un paso adelante para destrabar una causa que está paralizada o, lo que es peor, ha ido para atrás. La última palabra, como siempre, la tendrá el Parlamento argentino

Deja un comentario