La Organización de la Cooperación Islámica reclamó “un proceso de transición y de cambio democrático” en Siria y rechazó Israel construya más asentamientos en territorio palestino.

La Organización de la Cooperación Islámica (OCI) instó hoy en el documento final de su XII cumbre al inicio de “un diálogo serio” en Siria que abra el camino a “un proceso de transición y de cambio democrático” en el país, al tiempo que rechazó la construcción de colonias en Palestina.

En el texto, la OCI, cuya cumbre se celebró en El Cairo y finalizó hoy, hizo hincapié en la necesidad de “una solución política que garantice la unidad de pueblo sirio y la integridad del territorio”, citó la agencia de noticias EFE.

El llamado al diálogo en Siria se produjo tras la polémica desmentida del líder de la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Sirias (CNFROS), Ahmed Muaz al Jatib, de conversar con el Gobierno del presidente sirio Bashar al Assad.

La OCI insistió, además, en el documento final, en la importancia del “cese inmediato de todos los actos de violencia” en Siria y la unificación de las fuerzas de la oposición.

Los integrantes del organismo islámico también expresaron su apoyo a los esfuerzos del enviado especial de la ONU y la Liga Arabe para Siria, Lajdar Brahimi, y lamentaron que el Consejo de Seguridad no haya asumido su responsabilidad al haber vetado Rusia y China cualquier resolución de condena al Gobierno de Damasco.

La guerra en Siria acaparó la atención de la cumbre de la OCI, que también abordó la cuestión palestina, el conflicto de Mali y fenómenos como la islamofobia y el extremismo religioso.

PALESTINA, UNA PRIORIDAD

En cuanto al proceso de paz en Medio Oriente, la OCI destacó que la causa palestina es el asunto más importante para el organismo y que la resolución del conflicto es necesaria para lograr la estabilidad en la región.

El texto final también mostró su rechazo a que continúen construyéndose asentamientos israelíes en territorio palestino.

Durante su intervención de ayer en la cumbre, el presidente palestino, Mahmud Abbas, insistió en que su país acudirá a las instituciones internacionales si Israel continúa su política de ampliar los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este.

Israel anunció la construcción de nuevas colonias y suspendió la transferencia de los impuestos que recauda en nombre de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Abbas, después de que la Asamblea General de la ONU reconoció el 29 de noviembre a Palestina como Estado observador. 

Deja un comentario