El retiro se produce luego de una serie de cruces con las querellas de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Justicia Ya y Abuelas de Plaza de Mayo de La Plata, quienes el año pasado presentaron un recurso de queja a la Cámara Federal por denegación de justicia por la demora en la tramitación de las causas.

El primer juez que tuvo en sus manos la causa por la apropiación de Papel Prensa por parte de La Nación, La Razón y Clarín, renunció a su cargo en el Juzgado Federal Nº 3 de La Plata, para acogerse a la jubilación. Arnaldo Corazza, quien también instruyó las primeras causas por delitos de lesa humanidad platenses, anunció su decisión en una red social.

El retiro se produce luego de una serie de cruces con las querellas de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Justicia Ya y Abuelas de Plaza de Mayo de La Plata, quienes el año pasado presentaron un recurso de queja a la Cámara Federal por denegación de justicia por la demora en la tramitación de las causas. En el mismo sentido se quejó la fiscalía federal y, luego de la fuga de uno de los acusados por la Noche de los Lápices a quien le había otorgado la prisión domiciliaria, las Abuelas pidieron su juicio político.
“Hace pocos minutos he presentado mi renuncia al cargo de Juez Federal, titular del Juzgado 3 de La Plata, para acogerme a la jubilación. Fin de un ciclo.” Con esas palabras, Corazza hizo pública su renuncia ayer, a las 10:01, en su cuenta de Facebook.
Luego de tramitar la primera etapa de la causa Papel Prensa,  Corazza terminó remitiendo el expediente al juez federal porteño Julián Ercolini, con el argumento de que las amenazas y las reuniones que culminaron con el traspaso accionario fueron en la Ciudad de Buenos Aires.
Fuentes judiciales explicaron que la renuncia es una formalidad del trámite para acogerse a la jubilación y que la debe aceptar la Cámara Federal. Arnaldo Corazza llegó al cargo de juez a principios de la década de los noventa. Hasta ese momento, era un abogado de Avellaneda con militancia en el Partido Justicialista. En los tribunales explican ese salto desde la actividad privada, sin hacer carrera en la justicia, gracias a la mano del ex gobernador Eduardo Duhalde.
En el Juzgado Federal Nº 3 de La Plata se instruyeron las causas contra el ex comisario Miguel Etchecolatz y el ex capellán Christian von Wernich, quienes finalmente fueron condenados a prisión perpetua. También instruyó la causa por el Circuito Camps. Pero en los organismos de Derechos Humanos y los pasillos de tribunales aún recuerdan que Corazza no aceptó la competencia y los derivó a Capital Federal con el argumento de que se trataba de derivaciones de la Causa Camps que fue juzgada en Capital en los ochenta, hasta que la Cámara le ordenó investigarlos.
Tal vez en ese inicio se expliquen las demoras que a principios del año pasado llevaron a que los querellantes presentaran un recurso de queja por denegación de justicia. Aunque la Cámara la rechazó, luego la fiscalía se quejó por retardo de justicia.
Pero el golpe más fuerte lo asestó la organización Abuelas de Plaza de Mayo, cuando pidió su juicio político tras la fuga del ex comisario Miguel Wolk, a quien Corazza le había concedido la prisión domiciliaria en Mar del Plata, bajo la custodia de su hija policía.

Deja un comentario