Uno de los aforismos más populares del mundo new age señala que todas las personas tenemos una sombra en nuestra vida y muchas veces aquellas cosas que criticamos en los otros, no son más que el reflejo de nuestra propia sombra.

Dentro de esta maraña psicológica puede llegar a entenderse como Mauricio Macri, promotor porteño de las enseñanzas del “El Arte de Vivir” admite sin tapujos, sin ningún tipo de vergüenza que Martín Redrado se sumaría a la larga lista de los posibles candidatos del Pro.

Hagamos historia, la Organización Techint, íntimamente relacionada al Grupo Clarín, inicio laboralmente al entonces joven Martín Redrado, quien luego se trasladó a EE.UU. para realizar un curso de verano en Harvard University, elemento que desmitifica la información que lo presenta al economista como egresado de la prestigiosa Escuela de Economía del país del norte.

Hábilmente entrenado en aquellos lares es rápidamente asimilado por la Bank of America, comenzando a tejer relaciones con el mundo financiero, en la década de los 80.

Así es que gracias a los empujes de Bernardo Neustadt, logra ser designado por Carlos Menem como presidente de la Comisión Nacional de Valores, donde reforzó su relación con varias empresas, que luego fueron patrocinadoras de la Fundación Capital, creada por este novel economista del neo menemismo, luego de haber participado activamente en la Fundación Mediterránea de Domingo Cavallo.

Como se ve una de las mayores características del nuevo amigo del macrismo, es el pragmatismo y elasticidad que refleja su transitar por la vida política. Siempre se muestra amigo del poder, específicamente del poder económico.

Mantiene y sostiene a lo largo del tiempo su fidelidad con el grupo Techint, socio del silencio del Gran Diario Argentino, además de estrechar vínculos con Duhalde, Lavagna. Lazo que le posibilita mantenerse en las mieles del poder durante el gobierno kirchnerista, hasta que le develan sus verdaderas intenciones complotistas.

Redrado, cultor de su imagen hasta la obsesión, mostró su capacidad de adaptación para trabajar con políticos disímiles. Fundó una serie de empresas vinculadas al mundo de la financias y el deporte, aprovechando sus contactos con el mundo de la economía.

Pero si hay algo que nos muestra su amor por la economía, su amor a los plásticos, es su tan comentada relación sentimental con la vedette Luciana Salazar, eslabón que se sumá a una nueva cadena de excentricidades del experimentado hombre de negocios.

Husmeando en las redes sociales la información sobre una posible candidatura de Redrado en las filas del Pro, despertó un sinnúmero de comentarios:

-Redrado, Del Sel, Macri, Rodriguez Larreta y amigos, son oposición ?Realmente con sus actitudes discriminatorias y autoritarias no solo denostan a la política, además dan vergüenza ajena.”No se les cae una idea ni poniéndose cabeza abajo”.
-Ese pirucho al Pro? El novio de la pirucha siliconada plastificada?? Una de las mejores razones para no votarlo más! Un exámen psicológico para él y para los miembros del Pro por agarrar toda la basura que encuentran por ahí!!!!!!
-Claramente de apoco, Macri va ganando ineptos! bien Mauri, seguí así que tu gobierno es como Miguel Del Sel..un chiste de mal gusto
-Macri, antes de postularte pido tengas la honradez de devolver tu deuda privada por vos estatizada para que la amortice el pueblo laburador, el real pueblo trabajador. TARIFAZOS A LOS RICOS COMO VOS YA

Como se ve una virtual alianza entre ambos boys genera más rechazos que aceptaciones. Estos muchachos criados y formados en los altos niveles de la educación y economías, pretenden mostrarse como los emprendedores de oportunidades cuando en realidad no son más que oportunistas.

Fuente: Informe Reservado – Periodismo de Investigacion

Deja un comentario