En diálogo con Informe Reservado. Adriana Rearte, secretaria general del Sindicato de Empleados Penitenciarios, Policiales y Afines, hizo un pormenorizado relato del “corrupto manejo policial en la provincia de Córdoba y la connivencia con los políticos y el delito”.

La representante del sindicato acusó al actual ministro de Seguridad del gobierno provincial comandado por José Manuel De la Sota, Alejo Paredes de apañar “una policía que está formada por gente del proceso y la dictadura cercana a él”. Además afirmó que se falsean las estadísticas delictivas y que los uniformados están obligados a un número mínimo de detenciones sino son castigados con sanciones que afectan sus adicionales.

Rearte comenzó su relato destacando que “La vinculación política se dio con la llegada desde el interior hacia la capital de Córdoba de Carlos Alfredo Yanicelli que fue traído por recomendación del entonces Ministro de Asuntos Institucionales, Oscar Aguad, bajo el gobierno de Ramón Mestre en ese momento. Esta persona perteneció al D2 que es el departamento de información de Córdoba que funcionó en la época del proceso el cual se dedicaba especialmente a matar policías”.

“Cuando llega, en ese momento teníamos la Dirección de Investigaciones, se le da vía libre y él crea la Dirección de Inteligencia Criminal. Forma la Brigada Fantasma que era comandada por él, pero lo más grave de todo esto es que el señor hoy Ministro de Seguridad, Alejo Paredes, era su secretario privado y además intervenía activamente, junto con todo el grupo en asaltos que eran armados por ellos mismos. Eran asaltos y secuestros que salían resonantes en todos los medios pero eran armados por la Brigada Fantasma”.

Rearte resume la situación de los involucrados: “Yanicelli traído por Aguad, Alejo Paredes puesto por José Manuel De La Sota y Frias (actual Jefe de Policía) estaba a la par de Paredes”.

Vale recordar que días atrás el Jefe de la policía de Córdoba, Ramón Frías, fue denunciado por el comisario retirado Julio César Giménez ante el ministro de Justicia Julio Alak, por amenazas ante la investigación que realiza Gimenez sobre la muerte de su padre a manos del D2. “Frías está cuestionado no solamente por amenazas de muerte, también por pérdida de dinero, donde estuvo, en una cooperativa, pérdida de armamento en la seccional 6ª donde era titular y hay comentarios de gente que estaba en Jefatura que cuando era oficial recién egresado estuvo preso por trafico de drogas y que el padre, que era Jefe de Policía en ese momento, le limpió el legajo”.

Adriana Rearte, secretaria general del Sindicato de Empleados Penitenciarios, Policiales y Afines afirmó: “Yo creo que el gobierno, el poder Judicial y hasta legisladores, saben perfectamente quienes son todos. Estamos hablando de Carlos “Tucan” Yanicelli que está detenido por crímenes de lesa humanidad condenado a cadena perpetua, padrino del hijo de Alejo Paredes y mentor del mismo. Paredes perteneció a la Brigada Fantasma, moldeado por el D2, Frías tiene su propio curriculum oscuro y ni hablar de Carlos Colino, que acompaña a Frías, que picaneaba a los detenidos, cosas dignas del torturador o sea esto deja como sabor que la policía está formada por gente del proceso y la dictadura”.

Además agregó: “Carlos Colino, subjefe de policía, comenzó con la modalidad de detenciones arbitrarias, ilegales o portación de rostro, que les obligaba a los efectivos que trajeran un cupo de personas o sea cinco detenidos por móviles, si no los traían se quedaban recargados o arrestados por quince días, luego fueron copiados por otros distritos”, esto afecta directamente en el bolsillo de los efectivos dado que la sanción incide directamente en la imposibilidad de poder realizar adicionales.

“Se creen que son señores feudales, acá tenemos un Tribunal de Conducta Policial el cual únicamente castiga, condena, echa y pone en pasiva a los subalternos. Con altos cargos de comisarios para arriba, denuncie quien te denuncie a vos no te tocan, al contrario, vemos que ascienden o los cambian de lugar pero no los sancionan y no van a escuchar del Gobernador ni de Alejo Paredes una respuesta, primero que no pueden salir a desmentir porque tenemos las pruebas en la mano y segundo que su soberbia va mas allá de todo esto y no van a querer admitir nada”.

Rearte insistió en que “Acá Justicia y política está todo en connivencia. Hemos denunciado corrupción no solo en la policía sino también en el servicio penitenciario, se ha dicho que se paga 20 mil pesos por una fuga, hay escuchas telefónicas que confirman todo y no pasó nada” y agregó “Quieren armar una ley que cuando un subalterno denuncia a un jefe inmediatamente la denuncia se vuelva contra el mismo efectivo, hasta a ese punto han llegado”.

Por último Adriana Rearte confirmó que en la provincia “Se falsean las estadísticas, el delito crece cada vez más, tenés un arrebato cada veinte minutos sin contar los asaltos a mano armada pero los diarios te publican pocos hechos, y es imposible acceder a alguna información que mantenga alguna estadística del crimen” concluyó.

Fuente: Informe Reservado

Deja un comentario