El equipo nacional ganó sufriendo. Esta vez derrotó a los “guaraníes” por 2 a 1, tras ir perdiendo gran parte del partido. El cotejo se jugó en medio del viento y la lluvia que se abatió en norte provincial.

El partido lo ganaban los paraguayos por 1 a 0 y marraron dos penales. Argentina logró empatar y sobre el final lo ganó. El combinado nacioal de fútbol playa selló su pase a la próxima ronda del Clasificatorio CONMEBOL para la Copa del Mundo de Beach Soccer de la FIFA Tahiti 2013, después de remontar un partido a Paraguay bajo una intensa lluvia. El aguacero que cayó sobre el Parque Recreativo hizo más heroico el logro de la albiceleste, así como el fervor de los aficionados que permanecieron en las gradas pese a lo adverso de la climatología.

Al inicio de la jornada, argentinos y paraguayos eran plenamente conscientes de que una victoria les podía acercar casi definitivamente a las semifinales. La derrota de Colombia ante Perú en el segundo partido del día, sin embargo, convertía una eventual victoria albiceleste en un pase asegurado al grupo de los cuatro mejores. Con esa idea saltaron al campo los de Petrasso, que sin embargo vieron como era Paraguay la primera en adelantarse en el marcador, gracias al gol de Echeverría en los últimos segundos del primer periodo. El combinado Guaraní permaneció sólido durante todo el encuentro, cerrando todas las puertas a los anfitriones y haciéndoles temer una tarde de lo más amarga.

Pero cuando el partido enfilaba sus últimos minutos, Argentina vio la luz entre los densos nubarrones que cubrían Merlo. De Ezeyza, con un espectacular latigazo a tiro de falta directa igualaba la contienda, y a falta de sólo un minuto, Levi le daba la clasificación a los suyos. Ahora, Argentina debe luchar mañana por el primer puesto del grupo ante Colombia, para así evitar a Brasil en el cruce de semifinales.

Redacción La Ciudad – laciudad@argentina.com

Deja un comentario