El ex vicepresidente Julio Cobos mantuvo un encuentro con Daniel Scioli en diciembre en su quinta de Villa La Ñata.

“Fue una cena como las tantas que tendrá el Gobernador”, estimó el ex vicepresidente. Meses atrás sostuvo que Scioli era “el más presidenciable que tiene hoy el justicialismo”. Ya en el año pasado había sotenido en una entrevista al diario “El Tribuno de Salta que Scioli es el candidato presidenciable que tiene hoy el justicialismo. Scioli es un hombre del peronismo, no es kirchnerista ni por su pensamiento ni por su forma de actuar”, añadió el ex gobernador mendocino.El encuentro, trascendió hoy tras la publicación de un artículo en el sitio web mendocino MDZ. En diálogo con radio Continental, Cobos indicó que la cita se concretó en diciembre.

Segun el matutino La Nacion Cobos le aseguró que si no rompía con el oficialismo en las elecciones de octubre, desde la Casa Rosada se lo iban “a comer” antes de 2015. Scioli no lo corrigió y le recordó los sacudones que pasó en la Legislatura bonaerense, controlada por el kirchnerismo. Pero, salvo por una vaga promesa de que iba a pelear por lugares en las listas, se mantuvo fiel a su estilo: el hombre del “no positivo” no escuchó ni un sí ni un no de boca del ex motonauta.

El encuentro se gestó por una llamada telefónica que Cobos recibió luego de grabar una entrevista en el canal TN, en diciembre, durante un raid mediático que lo trajo a la Capital. Era Scioli, para recordarle que se debían un encuentro desde los tiempos en que el mendocino, siendo aún vicepresidente, se había convertido en el enemigo número uno del Gobierno tras votar en contra del proyecto de retenciones móviles a las exportaciones de granos.

Habían cenado juntos en 2007, cuando Cobos reemplazaba a Scioli en la vicepresidencia y el bonaerense lo ponía al tanto de los vericuetos del manejo del Senado.

Horas después, el mendocino y un colaborador llegaron a la quinta del gobernador, en Tigre, con dos botellas de vino de su provincia. El anfitrión, acompañado por otro colaborador, lo hizo pasar al comedor regado de trofeos donde replicó el quincho que supo tener en el Abasto. Después, el clásico menú sciolista de sopa, pastas y carnes, para acompañar las charlas sobre política.

La revelación del encuentro se produjo justo en medio de la disputa que Cobos mantiene con Amado Boudou, quien salió a criticarlo luego de que LA NACION reveló los gastos millonarios que el actual vicepresidente destinó a las comitivas que lo acompañaron en sus viajes por el país y el exterior, así como la compra de muebles para su despacho en el Senado, por $ 100.000

Deja un comentario