La guerrilla entregó a Cristian Camilo Yate y Víctor Alfonso González al Comité Internacional de la Cruz Roja en el Valle de Cauca. Serán sometidos a una revisión médica.

Los policías fueron entregados en un sector rural del departamento de Cauca (suroeste), en la primera fase de un proceso de liberación de rehenes que debe concluir en las próximas horas con la entrega de al soldado Josué Alvarez, retenido también desde fines de enero.

“Nos alegra haber contribuido de nuevo y con éxito a una operación de liberación”, dijo el jefe de la delegación del CICR en Colombia, el español Jordi Raich, según publicó DPA.

“Estamos siempre preparados y dispuestos, a fin de prestar nuestros buenos oficios como intermediarios neutrales para la realización de este tipo de acciones”, añadió.

En sus primeras declaraciones a la prensa, los policías dijeron que están bien de salud, enviaron saludo a sus familias y agradecieron a la exsenadora Piedad Córdoba, al CICR y al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sus gestiones para la liberación.

“A mi familia, que me espere, que estoy ansioso. Los amo y fueron mi moral durante el secuestro”, pidió Yate emocionado, según consignó la agencia EFE.

Yate y González habían sido secuestrados el 25 de enero cuando atendían en las afueras de la ciudad de Palmira, en el departamento de Valle del Cauca, las denuncias de habitantes de una zona sobre extorsiones hechas por un grupo armado.

Las FARC se atribuyeron el secuestro hace varios días y ofrecieron liberarlos si se integraba una misión humanitaria del CICR y Colombianos por la Paz.

Además, el grupo dijo que entregará a la misma delegación a Josué Álvarez, secuestrado el 29 de enero en un combate en el que murieron cuatro soldados.

El grupo guerrillero se había comprometido a liberar a los policías este jueves y al militar mañana, pero el procedimiento de la víspera fue suspendido con el argumento de que había demasiados periodistas en la zona donde se iba a producir la entrega.

En anteriores liberaciones por razones humanitarias las coordenadas que dieron las FARC obligaban al equipo de la CICR y de Colombianos por la Paz a movilizarse en hecópteros aportados por el gobierno de Brasil, pero esta vez el operativo se hizo a bordo de dos camionetas que partieron desde la ciudad de Cali.

Ante ello, el presidente Santos calificó de “inaudito” lo ocurrido y pidió a las FARC que no buscaran excusas para mantener secuestrados a los policías.

“Esto de no liberarlos porque medios de comunicación están interfiriendo no es una excusa válida para no cumplir con lo prometido”, dijo Santos.

No obstante, el gobierno decidió extender durante todo el día de hoy la suspensión de las operaciones militares en una zona de Cauca para permitir la entrega de los policías y para  que los guerrilleros que participaron en la entrega puedan salir del lugar.

Se estima que la entrega del soldado Álvarez se realizará mediante un procedimiento similar este fin de semana en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

Al respecto, Córdoba explicó que con la entrega de hoy da por cumplida la primera fase del operativo y agregó que mañana al  mediodía estiman llegar al lugar donde se completará la segunda fase del operativo.

Deja un comentario