Durante el penúltimo Angelus antes de su renuncia, prevista para el próximo 28 de febrero, y en un mensaje a miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro, el Papa abogó por la renovación espiritual de los fieles.

“La Iglesia, que es madre y maestra, llama a todos sus miembros a renovarse en el espíritu, a reorientarse decididamente hacia Dios renegando del orgullo y del egoísmo para vivir en el amor”, dijo Benedicto XVI desde la ventana de su estudio en el palacio apostólico.

A las 8 (hora de Argentina), Benedicto XVI apareció sonriente y alzando los brazos ante la muchedumbre, que llevaba varios minutos coreando “¡Benedetto, Benedetto!” antes de su salida y le recibió con grandes gritos de “¡Viva el Papa!”

“Rezad por mí y por el próximo Papa”, dijo Benedicto XVI en su tradicional intervención dominical en la que también habló de la importancia de la Cuaresma, un período de reflexión para los católicos.

Luego de su penúltimo Angelus, dedicado al tema de las tentaciones de Cristo, el Papa difundió hoy un nuevo mensaje en Twitter, en el que llamó a “redescubrir la fe en Dios” en este tiempo de Cuaresma, como base de “la vida y de la Iglesia”, informó la agencia de noticias ANSA.

El lunes pasado, Joseph Ratzinger, que fue electo para ocupar el trono de Pedro en abril de 2005, anunció su renuncia “por falta de fuerzas”.

Se trata de una decisión sin precedentes en la historia moderna de la Iglesia Católica que abre la vía a la celebración del cónclave de 117 cardenales para elegir al nuevo Papa y que podría empezar a mediados de marzo.

Deja un comentario