La garra de un equipo que disputó cada pelota como si fuera la última y la multitud que colmó el parque recreativo de la ciudad del norte provincial, jugaron un papel fundamental en el triunfo por 6 a 2, de la “Albiceleste” sobre Paraguay.

Cuando los guaraníes abrieron temprano el marcador apenas comenzado el primer tiempo, la gente comenzó a alentar a los albicelestes que antes de finalizar la primera parte del cotejo, logró empatar. En el segundo tiempo, el campeón salió decidido a marcar diferencias, el que rompe el empate es el 10 del equipo, Leguizamón y a los pocos minutos el capitán de la selección y quien fuera elegido como el mejor jugador del torneo, Luciano Franceschini, mantuvo la pelota en el aire para evitar la resistencia natural que imponía la arena hasta que disparó casi desde la mitad de cancha, marcando no solo un golazo, marcó el definitivo camino hacia la victoria.

En el tercer y último tiempo del torneo, la selección Argentina fue un torbellino de futbol y goles, Medero colocó el 4 a 1 y luego del gol paraguayo, llegaron las dos conquistas de Hilairet.

Argentina tuvo no solo en Francheschini al mejor jugador del torneo, su arquero, Salgueiro fue elegido como el mejor arquero del campeonato. El guardameta argentino con sus intervenciones en los momentos más difíciles y con su entrega, fue el pilar de un equipo que luego de la tímida victoria por 2 a 1 ante Perú, fue ganando en volumen de juego y jerarquía.

Argentina y Paraguay jugaron la final con el pase asegurado al Mundial 2013 de Tahití. Quien obtuvo la tercera plaza, luego de haber perdido ayer en semifinales por penales, fue Brasil quien derroto a Ecuador con un contundente 11 a 5.

Redacción La Ciudad – laciudad@argentina.com

Deja un comentario