Los productores de soja podrían frenar la comercialización de esa oleaginosa a partir de abril próximo, si la propuesta es consensuada en distintas asambleas del país.

Así lo confirmó ayer el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, quien además rechazó la posibilidad de asistir cada entidad por separado a reuniones con el ministro de Agricultura, Norberto Yahuar, tal como fueron convocados oficialmente.

En declaraciones periodísticas, Etchevehere describió el malestar existente entre los productores agropecuarios y adelantó que en la asamblea realizada en la localidad bonaerense de Pehuajó “concretamente se tiró de una manera muy fuerte un paro de comercialización de soja de la campaña nueva a partir de fecha a determinar con los productores de las otras asambleas”. La próxima asamblea de productores se realizará el 1 de marzo en la localidad de Roque Sáenz Peña, en Chaco. “De ahí vamos a ir a Santa fe, Córdoba, Entre Ríos, para ver si realmente los productores de esas zonas están decididos también a llevar adelante medidas como se planteó en Pehuajó y organizarlas”, confió el presidente de La Sociedad Rural.

En cuanto a la convocatoria a las entidades que conforman la Mesa de Enlace Agropecuaria por parte de Yahuar para mantener reuniones de forma separada con el ministro a partir de marzo, Etchevehere ratificó que no existen posibilidades de quiebre entre las entidades. La decisión es “mantener unida la Mesa de Enlace” y “no ir a reuniones con el ministro que sean por separado”, señaló el dirigente agropecuario y agregó que decidieron “ir todos juntos, por los problemas en común que hay”.

Se acordó “terminar el período de pedido de diálogo que hace 13 meses que venimos practicando; desde enero 2012 cuando vimos por primera y última vez al ministro, y después nunca más nos quiso recibir”, completó el dirigente ruralista.

También el presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Rubén Ferrero, se refirió al creciente malestar dentro del sector agropecuario y concretamente mencionó los controles que realizan inspectores de la AFIP a productores apara verificar el stock de granos, los que consideró “presiones que pretenden callarnos o limitarnos”. También advirtió que el campo se opondrá “con firmeza a cualquier intento de aumentar las retenciones ya existentes como así también a cualquier medida que implique favorecer la concentración del mercado en pocas manos, dejando a muchos exportadores fuera de competencia”.

“Quienes tenemos una mirada crítica sobre el Gobierno permanentemente nos vemos sometidos a presiones que pretenden callarnos o limitarnos. Las presiones ejercidas por la AFIP a los productores sojeros en los últimos días son un ejemplo claro”, señaló el ruralista.

Ferrero también cuestionó la falta de diálogo entre el Gobierno nacional y el sector agropecuario. “Estamos atravesando momentos complicados, donde el diálogo es un valor histórico que ya no se practica. Somos meros espectadores de la vida política nacional y convidados de piedra en la economía. Sólo nos tienen en cuenta para aportar a través de altísimos impuestos y retenciones, con lo que se mantiene un gasto público cada vez más peligrosamente sobredimensionado”, sostuvo el titular de CRA.

Deja un comentario