Los del Viaducto ganaron por 2-1 y agudizan el mal momento del Bicho, que se quedó sin técnico: Schurrer presentó la renuncia.

En el Estadio Diego Armando Maradona, el colombiano Carlos Carbonero se calzó el traje de héroe para regalarle a los hombres del Viaducto la primera victoria del certamen y, de yapa, hundir aún más a Argentinos Juniors en la tabla de los promedios como también en su crisis general. A los 20 minutos del segundo tiempo, Carbonero envió un centro desde la derecha que Julio Furch canjeó por el primero de la noche. Apenas cuatro minutos después, el mismo Carbonero, dueño de la franja derecha de mitad de cancha hacia adelante, ganándole la pulseada a Diego Placente, levantó la cabeza, apuntó al ángulo y salió corriendo a celebrar el 2 por 0. El Bicho recién pudo descontar cuando se acababa el tiempo, por intermedio de Marcos Figueroa, que centró para Leandro Barrera, autor de la conquista.
El 1-2 finalmente fue el cierre precipitado del ciclo de Gabriel Schurrer al frente del plantel de La Paternal. Luis Segura, presidente del club, en la semana había anticipado que el sábado se iban a realizar las evaluaciones del caso para tomar las decisiones pertinentes. Primero, el partido. Ahora, con el resultado puesto, la renuncia. A la salida del vestuario el propio técnico confirmó que dejaba el cargo.
Si bien desde el principio el local insistió en procura del triunfo que tanto necesitaba, empataba sin goles, a pesar de los dos bombazos en los palos de Leonel Núñez. Pero mientras el conjunto de Schurrer buscaba perforar el arco de los de Sarandí, a partir del gol de Furch se agravó la situación para los Bichitos Colorados.
Cuando aumentó Carbonero, con su acierto exquisito en la red, la dificultad para Argentinos se tornó irremediable. El descuento de Barrera se pareció a un manotazo de ahogado para un equipo que sigue sin levantar ni encontrarle salida a su crisis futbolística.

Fuente: El Gráfico

Deja un comentario