Mariela Isern, propietaria de Igmoda con domicilio en Pedernera 553 de esta capital, tuvo una muy mala actitud con jóvenes y adolescentes que concurrieron con muchas expectativas a un casting que realizó en su local comercial.

En una época en la que se está luchando contra la bulimia y la anorexia, donde hay campañas para que jóvenes y adolescentes amen su cuerpo tal y como es, no tuvo mejor idea que tratar de “ballenas” a chicas jóvenes que participaron. Isern, tal como muestra la imagen que acompaña esta nota, es ‘allegada’ al gobierno provincial. Cabe destacar que se realizó la correspondiente denuncia, por discriminación, ante el INADI contra Isern.

“Estás media rellenita” fue el comienzo en el trato de Isern hacia una de las concurrentes, a lo que agregó, demostrando que de psicología sabe poco y nada, aunque bien le cabe cualquier tipo de adjetivo calificativo y hasta algunos epítetos por su lenguaje. No conforme con el ‘recibimiento’, disparó un “tenés que empezar a usar pantalones tiro medio, porque se te nota la doble cintura”, algo que podría pasar como un buen ‘consejo’, pero remató con un “con esos pantalones parecés una bellena, tenés que empezar a cerrar la boca (léase ‘comer menos’) y hacer más abdominales”.

Ante esta discriminación brutal, por la forma en que se lo dijo a la joven, se radicó inmediatamente una denuncia por discriminación ante el INADI, pero nada ante el gobierno provincial por carecer, éste, de oficinas que protejan a nuestros jóvenes, pero es de esperar que los funcionarios que ‘protegen’ a esta persona (¿?) comiencen a ver la otra realidad, porque pueden ser cómplices de lo que pueda ocurrir.

La pregunta sobre qué puede ocurrir, se responde con otras preguntas: Isern ¿Pensó, por al menos un segundo, que con ese trato puede llevar a las jóvenes a la anorexia o a la bulimia? ¿Pensó, por al menos un segundo, qué traumas psicológicos puede crear en estas jóvenes con este tipo de actitudes estúpidas? O lo que es peor ¿Pensó, por al menos un segundo, que puede conducir al suicidio a una joven al traumarla?

Estamos transitando la Era de la Tecnología, donde existen fuertes campañas contra la bulimia y la anorexia, donde se les enseña a las jóvenes a amar el cuerpo que tienen, donde la falsa idea de que el cuerpo raquítico en la mujer es algo que se asemeja a la idiotez, entonces es dable preguntar ¿Pueden existir mentes como la de Isern todavía? ¿Quién defiende a nuestras chicas de gente como Isern? ¿Habrá que pensar solamente en la condena social, porque el Estado mirará para otro lado como lo hace casi siempre?

Informe: Carlos Rubén Capella
carlosrcapella@yahoo.com.ar

 

Deja un comentario