Los gremios docentes de alcance nacional paran en casi todo el país como protesta ante “el cierre unilateral” de las negociaciones salariales. En las provincias de Buenos Aires y de Santa Fe, la huelga continuará mañana.

Hoy se llevará a cabo el paro nacional docente convocado por los gremios de representación federal y se sentirá en la mayoría de las provincias del país, mientras en al menos cinco distritos comenzarán las clases, tal como estaba previsto (ver aparte). El Ministerio de Educación defendió la decisión de cerrar las negociaciones salariales con un aumento del 22 por ciento, argumentando que la paritaria docente nacional tiene una función “orientadora” y delegó a las provincias la función de establecer los sueldos de los maestros. “Es en cada una de las provincias donde se establece la remuneración que han de percibir los educadores, a través de las tratativas que llevan adelante las autoridades locales y los más de 110 gremios que actúan en todo el territorio nacional”, sostuvo la cartera que encabeza Alberto Sileoni. Desde los sindicatos que convocan al paro de hoy, indicaron que “la Paritaria Nacional Docente genera un convenio marco y no es meramente orientadora”.

La huelga fue convocada para marcar el rechazo al aumento del 22 por ciento escalonado y “al cierre unilateral” de las negociaciones paritarias. Los gremios docentes de alcance nacional UDA, Sadop (escuelas privadas), AMET (técnicas) y CEA decidieron el jueves pasado llamar a una huelga de 24 horas para hoy. La Ctera, el gremio con mayor representación en el sector, que nuclea a unos 340 mil docentes de todo el país, resolvió el sábado participar de la medida de fuerza: la decisión la tomó en un plenario nacional al que asistieron sus gremios de base. En el encuentro también convocaron a realizar “una jornada de protesta y movilización” al Ministerio de Educación de la Nación para el 6 de marzo. Stella Maldonado, titular de Ctera, aseguró que los maestros estuvieron dispuestos a “flexibilizar” sus demandas, “pero no en este nivel que ha quedado fijado”. Si bien ratificó el paro de hoy, Maldonado sostuvo que mañana “un montón de provincias van a estar iniciando” las clases. “Mendoza, Santa Fe, Buenos Aires y Neuquén van a continuar con medidas en principio y el resto de las provincias estarán iniciando”, explicó. “Es inaceptable la propuesta” de un aumento en tres cuotas, “cuyo primer tramo abarca casi el 70 por ciento del ciclo lectivo, con 3248 pesos como fue anunciado, y recién cobrar los 3430 pesos en enero de 2014”.

La sindicalista también se refirió al conflicto en la provincia de Buenos Aires, al que calificó como “el más complejo”: “No es sólo salarial el tema, hay un problema muy grave de infraestructura, las obras no están terminadas. Aun cuando hubiera un acuerdo, hay cientos de escuelas que no podrían empezar las clases”. Además, agregó que hay “problemas de transporte escolar y comedores. Es mucho más grave”. La huelga en la provincia de Buenos Aires, donde cursan cerca de cinco millones de alumnos, se extenderá a mañana, mientras que miércoles y jueves continuarán las protestas. El gobierno de Daniel Scioli pidió “una tregua” y esperar hasta el 15 de marzo para negociar, pero la propuesta no fue aceptada por los gremialistas nucleados en el Frente Gremial Docente, integrado por Suteba y FED, entre otros sindicatos.

“La paritaria nacional es la que construye el salario y las relaciones laborales de los 960 mil docentes. El decreto 457/07, firmado por el ex presidente Néstor Kirchner, incluye en paritaria a todas las cuestiones laborales, entre ellas el salario”, expresaron desde Sadop. El sindicato de docentes privados señaló la necesidad de “valorar la Paritaria Federal Docente” como un ámbito “estratégico de negociación colectiva para el sector” y de esa manera discrepó con la posición de la cartera educativa, que ayer, a través de una solicitada, manifestó que “la paritaria nacional docente tiene una función exclusivamente orientadora”, que es fijar el salario “testigo (el mínimo) de maestro de jornada simple, sin antigüedad que representa a casi un 8 por cuento de los docentes del país”. “El Ministerio de Educación no tiene la gestión directa de las 45.000 escuelas ni de los 960 mil docentes que educan en todo el territorio; esa responsabilidad corresponde a las autoridades de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires”, informó la cartera.

Tanto los representantes de Ctera como de Sadop coincidieron en solicitar que el Ministerio de Trabajo de la Nación –autoridad de aplicación y la que se encarga de homologar los acuerdos paritarios– debe intervenir en la negociación del sector docente, al no haberse llegado aún a un acuerdo.

Informe: Federico Funes.

Fuente: pagina12

Deja un comentario