La CGT que lidera Antonio Caló espera ser recibida en los próximos días por la presidenta Cristina Fernández y expresarle allí la necesidad “imperiosa” de extender el acuerdo de precios.

Luis Autalán para diariobae

La CGT que lidera Antonio Caló espera ser recibida en los próximos días por la presidenta Cristina Fernández y expresarle allí la necesidad “imperiosa” de extender el acuerdo de precios. En esa audiencia uno de los argumentos de la central apuntará a que de esa forma se descomprimirá el marco de la discusión paritaria de los diferentes sectores. “Es fundamental tener esa reunión con la Presidenta. Y además del acuerdo de precios queremos replantear el resto de los temas de agenda pendientes”, le dijo anoche a BAE el líder de La Fraternidad Omar Maturano.

El viernes, en una reunión con empresarios el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dejó entrever la continuidad de la medida para después del 1° de abril. Al mismo tiempo se dinamizan los contactos de la CGT con el Gobierno para motorizar la extensión.

Así lo admitió a este medio el dirigente de SADOP Horacio Ghilini: “Hay gestiones, la idea es ir a un acuerdo más de fondo y revisar los costos minuciosamente, en la cadena de valor”. La inquietud de la central se sostiene en fundamentos económicos y ponderan el monitoreo a los “formadores de precios”.

El resto del temario pendiente se recita de memoria en la CGT, por orden de prioridades, mínimo no imponible, obras sociales, asignaciones familiares y PAMI son el eje central. La cuestión de Ganancias, como le dijo Caló a este diario, “todavía sigue pendiente de discusión”, más allá del 20% fijado a partir de marzo. Así, las carpetas con los proyectos del equipo de Ghilini para una reforma tributaria estructural y los gremios de Transporte, que pedían salarios libres de retención hasta $20.000, volverán a la Rosada. El termómetro del malestar por la economía mantiene registros altos, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, aseguró que “la inflación impide que podamos pactar acuerdos salariales por largo tiempo”, y acotó: “Queremos acompañar a la Presidenta, pero el punto en el que no coincidimos es la inflación”.

Según Fernández, los aumentos de precios “impiden pactar acuerdos salariales por largo tiempo”. El jefe de la UTA consideró también que hoy las paritarias no pueden acordarse por un año y desde SADOP Ghilini señaló como ejemplo que el cierre –por segundo año consecutivo– de la negociación salarial docente por decreto “es un mensaje del Gobierno para intentar colocar un techo, y de allí el malestar. No consideran que docentes y estatales venimos rezagados con las mejoras”.

Deja un comentario